En qué punto arranca el dólar este último mes del año

Noviembre fue un mes de fuertes cambios en el dólar en Argentina. Aquí, un balance que permite saber desde qué bases se afrontará el cierre del año, en este diciembre que hoy comienza.

Un balance del comportamiento del dólar en la Argentina durante noviembre da cuenta que el blue registró la mayor caída mensual de 2020 y la brecha se contrajo 25 puntos. Mientras que el dólar mayorista trepó 3,8% en noviembre, pero el CCL cayó tras cuatro meses con subas.

En definitiva, diciembre arranca con el siguiente balance de lo sucedido en noviembre:

- Los dólares bursátiles lograron a lo largo del último mes una importante estabilidad, subiendo entre 0,9% y 0,2%, y suprimieron temporalmente las presiones devaluatorias.

- La cotización del dólar minorista a nivel oficial cerró noviembre a un promedio de $ 86,72, con una suba de 11 centavos respecto al cierre del viernes, mientras que a lo largo del mes marcó un avance de $ 2,83, equivalente a un incremento de 3,37%.

- En tanto, el dólar contado con liquidación (CCL) marcó un retroceso de 0,6%, hasta los $ 148,04 y representó una ganancia 0,2% en los últimos 30 días.

- El dólar MEP perdió 0,6% en $ 144,55 por unidad y en el mes ascendió 0,9%.

- El denominado dólar blue cerró con una baja promedio de un peso, en $155 por unidad y en el mes bajo $14, equivalente a una caída de 8,28%.

- En el sector mayorista, la moneda estadounidense ganó 24 centavos y finalizó a $81,31, y en el balance mensual subió $ 2,99, lo que representó un incremento de 3,82%.

- El dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto País-, marcó un promedio de $ 112,73 por unidad y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de un 35% sobre la compra de divisas, el valor promedio fue de $ 143,09.

Los por qué

Desde la consultor Epyca afirmaron que la estabilidad cambiaria logró descomprimir parte de las expectativas devaluatorias que se habían generado en torno a la divisa estadounidense.

"Al parecer se puede pensar en medidas drásticas del Gobierno que fueron bastante efectivas a este fin. Jugando a secar la plaza y dar salida a jugadores de peso mediante licitaciones de bonos dolarizados, se restó presión compradora y volumen a las cotizaciones bursátiles", afirmaron.

Además, resaltaron que con señales simultáneas que indican menor emisión futura,

se logró "cierto consenso" de situación bajo control o de bien de un "dólar anestesiado"

.

Sin embargo,

advirtieron

que si las negociaciones con el FMI no dan por resultado un plan que parezca sostenible, todo puede volver a tornarse inestable en materia cambiaria.

"Los meses venideros, con vacaciones y cobro de aguinaldos puede venir a incrementar las presiones sobre el dólar desafiando un poco la tranquilidad del noviembre que termina", concluyeron.

Esta nota habla de:
Más de Bancos