¿Qué faltaría para que los turistas chilenos puedan llegar a Mendoza?

En ocho días el vecino país permitiría que las personas que estén con su esquema de vacunación completo puedan viajar al exterior, pero aún faltarían una serie de cuestiones a resolver para que esa apertura pueda ser aprovechada por Mendoza.

Este lunes, y por primera vez desde marzo del año pasado, la totalidad de las 52 comunas de la Región Metropolitana de Santiago, en Chile, saldrá de cuarentena y comenzará una etapa de mayor apertura debido a la baja en la cantidad de contagios en el vecino país.

Los números chilenos mejoraron mucho en un mes y permitirán, además, que desde el lunes siguiente, es decir el 26 de julio, los ciudadanos que tengan su esquema de vacunación completo puedan hacer viajes al extranjero. Al habilitarse esa posibilidad vuelve a tomar fuerza la idea que en marzo impulsaba y gestionaba el gobernador Rodolfo Suarez para que los turistas trasandinos vacunados pudieran venir a la provincia.

La apertura de las fronteras en el vecino país todavía no se oficializa, pero los medios dan por hecho que se hará efectiva y que incluso se iba a anunciar antes, pero se demoró hasta mejorar algunas cifras. Igualmente, todavía no existe claridad si sólo se tratará de fronteras aéreas (con salida y entrada específica por el Aeropuerto Pudahuel), o si también se habilitarán algunos pasos terrestres con Argentina y Perú, lo que está sujeto a las disposiciones vigentes en los países limítrofes.

Fuentes del Complejo Los Libertadores señalaron que -en principio- no han recibido notificaciones respecto a una posible apertura y sólo siguen considerando el paso de transportistas y "retornados" desde Argentina hacia Chile por la vía terrestre.

Por ahora, y aunque Chile habilite la salida para hacer turismo, Argentina mantiene el cierre de fronteras hasta el 6 de agosto y en la disposición que mantiene esa prohibición de circulación se indica específicamente que están prohibidos los vuelos desde el vecino país, por lo que un cambio en el corto plazo parece poco probable.

Necesidades

Para que pudieran cruzar chilenos hacia Mendoza deberían habilitarse las fronteras terrestres de ambos países o que se habiliten los vuelos desde el vecino país y, además, que se permita que éstos lleguen a El Plumerillo.

Con el permiso para que los chilenos puedan salir, el Gobierno de Mendoza retomará las negociaciones con la Nación para habilitar el ingreso de los turistas vacunados y la habilitación para que la provincia reciba vuelos internacionales.

Se trata de un proceso difícil, pero menos imposible que hace algunos meses cuando de ambos lados de la cordillera había restricciones mayores. Ahora con Chile más abierto, sólo quedaría resolver la situación de este lado de la cordillera, lo que supone un proceso con menos cuestiones que resolver, pero que no será fácil de conseguir.

Cabe recordar que la Nación limitó el cupo de argentinos que salieron al exterior para demorar la llegada de la variante Delta, misma razón para suspender todo tipo de contacto aéreo y terrestre con el vecino país. En Casa Rosada se resisten a flexibilizar las apertura de fronteras, más aún cuando hay un proceso electoral cerca y siempre con el temor a un rebrote.

Por ahora, y por lo menos hasta el 6 de agosto, Mendoza no podría aprovechar la apertura de Chile para que sus turistas puedan ser una alternativa para la industria del turismo local, la cual está siendo duramente golpeada desde marzo del año pasado.

Esta nota habla de: