Cuál fue la explicación que dio la enfermera que puso la vacuna vacía

La mujer que inoculó con una jeringa vacía a una joven mendocina aseguró que no se dio cuenta de lo que hizo. Como usa lentes y se le empeñaban, tuvo que retirárselos. Con lo cual, cuando colocó la vacuna no se percató de que estaba vacía si no que creyó que sus compañeros la habían llenado.

Esta semana, Mendoza se puso en alerta tras un video en el que una joven, que concurrió a vacunarse contra el covid-19, descubrió que le habían inyectado sólo aire y ningún componente para combatir la enfermedad que es pandemia. Ahora, la enfermera que la inoculó dio su explicación al respecto.

Así, cuando la chica se percató de lo sucedido e hizo la denuncia. Desde el Ministerio de Salud de Mendoza emitieron un comunicado informando que habían separado del puesto de vacunación a "una colaboradora que realizó un error programático de vacunación" y habían comenzado una investigación.

La enfermera, a quien preservaremos con sus iniciales I. B., explicó que el problema fue que el barbijo que estaba utilizando le dificultaba la visión empañándole los anteojos, lo que quiso resolver colocando una cinta adhesiva que le facilitaron sus compañeros pero eso tampoco le dio resultado. Así es que tuvo que retirarse los lentes que utiliza para ver bien.

"Ante la gran demanda, tomé la mala decisión de retirarme los anteojos y continuar mi tarea confiando en mí y en mis compañeros de trabajo. Dado que en muchas oportunidades cargamos las dosis nosotros o cualquier otra persona del grupo. Cabe aclarar, que no estoy responsabilizando a nadie por lo sucedido entendiendo que soy la única responsable", aseguró.

Finalizando su jornada de trabajo tranquila y creyendo que no había sucedido ningún tipo de inconveniente, la mujer regresó a su casa para descansar. Luego, recibió una llamada en donde le informaron sobre la mencionada denuncia y le hablaron del video que comprobaba que efectivamente era ella la que había colocado la vacuna que estaba vacía.

"Quedé muy sorprendida de dicho hecho ya que me considero una persona responsable y sería incapaz de realizar conscientemente lo sucedido. Más tarde se realizó una reunión por Meet donde nos mostraron la situación ya nombrada (...) Mi acción fue involuntaria ya que incluso permití que grabaran mi accionar", remarcó I. B.

Para finalizar, la estudiante de Enfermería agregó que "de haberlo notado hubiese tomado la decisión de dar aviso a algún responsable a cargo". Y concluyó pidiendo disculpas a la persona chica no vacunada, a sus superiores, compañeros, a la Estación Benegas, al instituto, a la DGE y a todos "los que pudieran ser afectados por mi obrar", cerró apenada. 

Esta nota habla de: