El editor que vinculó a Sarlo con la esposa de Kicillof aclaró cómo fue el ofrecimiento de la vacuna

La esposa de Kicillof le ofreció a Beatriz Sarlo vacunarse por escrito en medio de la campaña de concientización donde buscaban famosos e intelectuales para remarcar que la vacuna era segura, cuando gran parte de la población era reacia a aceptar la inoculación con la vacuna rusa Sputnik V.

La oferta de vacunación que le hizo Soledad Quereilhac, la esposa de Axel Kicillof a la polemista y ensayista Beatroz Sarlo, no fue antes de tiempo ni por debajo de la mesa, y tampoco por fuera del sistema de vacunación. Así lo aclaró el editor de la destacada escritora, Carlos Díaz, ante la Justicia, luego de que la información causara un primer impacto negativo.

Quereilhac le ofreció vacunarse por escrito en medio de la campaña de concientización donde buscaban famosos e intelectuales para remarcar que la vacuna era segura, cuando gran parte de la población era reacia a aceptar la inoculación con la vacuna rusa Sputnik V.

El periodista Ramón Indart dio a conocer los facsímiles del correo electrónico en el que el editor le explicó a Sarlo los motivos del ofrecimiento. La ensayista se vio envuelta en la polémica cuando por televisión reveló que se lo habían ofrecido y aclaró que solo aportaría datos si la Justicia se lo pedía. Y se lo pidió. 

"El ofrecimiento fue a fines de enero por intermedio de mi editor de Siglo XXI, Carlos Díaz. Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna", declaró Sarlo ante el fiscal Eduardo Taiano y la jueza María Eugenia Capuchetti.

Convocada como testigo en el marco de la investigación por el "vacunatorio VIP", Sarlo describió que la invitación "llegó desde provincia de Buenos Aires, a través de la esposa del gobernador de Buenos Aires, Soledad Quereilhac", quien había sido alumna suya en tiempos pretéritos.

La declaración 

La aclaración del editor

Los correos del editor a Sarlo


Esta nota habla de: