El presidente anunció la vuelta a Fase 1 por estar "en el peor momento de la pandemia"

Desde el sábado a las 00 horas regirá, en todo el país, las nuevas medidas implementadas por el jefe de Estado. El confinamiento total es para todas los habitantes del país por nueve días. Se podrá circular sólo para lo estrictamente necesario y de 6 de la mañana a 6 de la tarde.

El presidente, Alberto Fernández, anunció esta noche la vuelta a Fase 1 para todo el país. La medida es por nueve días consecutivos y comenzará a regir a partir de las 0 horas de este sábado 22 de mayo.

Así, la restricción se extenderá hasta el domingo 30 de mayo. El principal objetivo, previamente acordado con los gobernadores de todo el país -incluso con Rodolfo Suarez, de Mendoza-, es frenar la feroz ola de contagios de coronavirus que está habiendo en Argentina.

En la conferencia que brindó esta noche para todos los argentinos y todas las argentinas, Fernández comenzó marcando que "estamos viviendo el peor momento desde que empezó la pandemia. Estamos teniendo la mayor cantidad de caos y de fallecidos".

A su vez, el presidente señaló que debemos asumir la gravedad de este instante. "El deber que nos cabe de ser solidarios, porque nadie puede salvarse solo. Necesitamos cuidarnos para evitar todas las pérdidas que podamos", enfatizó. 

Fiel al discurso que viene manteniendo, recalcó una vez más que el primero que tiene que cuidar la salud de todos y de todas es el Estado. "La Constitución Nacional obliga a tomar medidas para proteger a cada argentino y argentina. Siento el deber ético de preservar la vida de cada uno de ustedes", subrayó.

También, recordó que justamente desde el Estado nacional vienen trabajando para superar la pandemia junto a los gobernadores/as. "Debimos hacer frente a lo desconocido con aciertos y errores. Cuidar la vida de nuestro pueblo es una prioridad irrenunciable para nosotros", aseguró Fernández. 

Veracidad de datos y control estricto

Por otra parte, el presidente reconoció que algunos mensajes generaron  confusión pero que eso debe terminar, poniendo en claro lo que nos ocurre. 

"Elaboramos indicadores precisos para establecer el nivel de riesgo epidemiológico. Esos indicadores nos permiten conocer de ante mano las restricciones que hay que ir imponiendo. Ese es el espíritu del DNU que rige desde el 1° de mayo y el mismo espíritu del proyecto que enviamos al Congreso", dijo en referencia a la iniciativa para tener mayores facultades.

También, seguró que lo que sucede en Buenos Aires tarde o temprano impacta sobre otras zonas del país. "Hay una sola pandemia. Queremos minimizar el número de contagios y garantizar la atención hospitalaria", deslizó. 

Los tres problemas evidenciados

"Se evidenciaron tres problemas: lugares que no cumplieron las medidas, otros que las implementaron de manera tardía y los controles se relajaron o fueron muy débiles en algunas ciudades", enumeró Fernández.

En tal sentido, informó que hay provincias que están al borde de no poder dar respuesta. "El problema es muy grave. Si no se disminuye el contagio y se restringe la circulación, no podemos avanzar", reafirmó. 

Por otra parte, destacó que si bien la gran mayoría de la sociedad cumple con las medidas que se van estableciendo, una minoría que incumple genera propagación del contagio de coronavirus. 

"Si se cumplen las medidas que estamos imponiendo, los contagios van a ceder. Si la sociedad se empodera y se cuida podemos alcanzar este logro colectivo", alentó el mandatario nacional. 

Por eso, afirmó que es decisivo que cada jurisdicción aplique las normas. "Necesitamos que todos tomen conciencia del momento que vivimos. Estamos atravesando el peor momento desde que empezó la pandemia. El problema hoy es gravísimo en Argentina", repitió. 

En detalle cuáles son las medidas del Presidente 

Se restringe la circulación en todas las zonas del país que se encuadren en Alto riesgo o en Alarma epidemiológica. 

-La medida regirá desde este sábado 22 de mayo a las 0 horas hasta el domingo 30 de mayo inclusive. 

-Quedarán suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial. 

- Estarán habilitados los comercios esenciales, los comercios con envío a domicilio y para llevar. 

- Sólo se podrá circular en las cercanías del domicilio, entre las 6 de la mañana y las 18 horas, o por razones especialmente autorizadas. 

- La medida dura 9 días y sólo involucra 3 días hábiles. 

Finalizados esos 9 días, continúa el siguiente cronograma:

-Terminados estos 9 días, desde el 31 de mayo hasta el 11 de junio inclusive se retomarán las actividades en el marco de las medidas vigentes hasta el día de hoy. 

-Se implementarán las restricciones que correspondan a cada zona según los indicadores epidemiológicos y sanitarios. Con la firme decisión de hacerlas cumplir estrictamente. 

-En ese lapso, tratando de favorecer bajar aún más los contagios, se dispondrá que el fin de semana correspondiente al 5 y 6 de junio se vuelvan a restringir las actividades en las zonas más críticas. 

-Es una medida de cuidado intensiva y temporaria. 

Combo de medidas adicionales, destinado a empresas y familias

 El Gobierno Nacional anunció medidas adicionales para proteger a las familias y a las empresas. 

Empresas:

Ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se verán afectados por las medidas: comercio y otros. La inversión en este programa estará en torno a los $ 52.000 millones. 

Incremento del monto del salario complementario para las y los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $ 18.000 a $ 22.000. La inversión prevista es de $ 6.000 millones. 

Incorporación del sector gastronómico al REPRO y reducción de las contribuciones patronales en los sectores críticos, por $ 8.500 millones.

Familias: 

Desde mañana viernes hasta fin de mes se inyectarán 18 mil millones de pesos en los bolsillos de las familias beneficiarias con la tarjeta Alimentar. Esto lo anunció el presidente el viernes 7 de mayo. 

Ampliación de la Tarjeta Alimentar que permitirá fortalecer los ingresos de las familias con menores de hasta 14 años. La medida alcanza a casi 4 millones de niños, niñas y adolescentes. La inversión mensual para financiar la Tarjeta Alimentar será de $ 18.100 millones y se comienza a pagar el viernes 21 de mayo. 

Ampliación del Programa Progresar con becas para la terminación de la primaria y la secundaria, la capacitación profesional, el cursado de carreras universitarias y, también, para formar enfermeros y enfermeras. El objetivo del programa es a llegar a 1 millón de jóvenes en todo el país con becas mensuales de entre $ 3.600 y $ 9.600. Las becas se pagan durante todo el año (12 meses). La inversión durante este año supera los $ 28.000 millones. 

Ampliación de la AUH y asignaciones familiares. El objetivo es llegar a 700.000 y el estimado es de $ 29.000 millones. 

Se transformó el Programa Potenciar Trabajo para asociarlos con distintas actividades productivas de la economía popular. Los 920.000 trabajadoras y trabajadores de este programa cobrarán en mayo $ 12.204 y hacia fin de año $ 14.040. La inversión anual estimada para este programa es de $ 167.000 millones.

Sectores: 

Cultura y Turismo. Se han reforzado las partidas presupuestarias de para asistir a estos sectores en más de $4.700 millones. 

Fortalecimiento del Sistema de Salud. Para la atención de la segunda ola del covid-19, se estima una inversión de $ 144.000 millones. Incluye la inversión en vacunas de $ 72.000 millones, el bono por 3 meses de $6.550 para 700.000 trabajadores y trabajadoras de la salud y $ 36.000 millones de reducción de contribuciones patronales y del impuesto a los créditos y débitos bancarios para las empresas del sector, entre otras partidas. 

"Con estas políticas estamos llegando a casi 6 millones de niños, niñas y jóvenes: a través de la Tarjeta Alimentar, la ampliación de AUH y el Programa Progresar. La reducción del impuesto a las ganancias para las y los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de trabajadores y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero", afirmó Fernández. 

 La devolución de los importes retenidos se hará en 5 cuotas a partir del mes de julio. Esto equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones.

El paquete de medidas que se han ido anunciando para morigerar el impacto de la segunda ola de COVID supone un gasto, por encima de lo establecido en el Presupuesto 2021, superior a los $480.000 millones (1.3% del PIB).

Este incremento del gasto será financiado a través de los mayores ingresos explicado por el Aporte Extraordinario en las Grandes Fortunas y el aumento de la recaudación.


Esta nota habla de: