La cepa brasileña del coronavirus infectó a muchos recuperados y devastó una ciudad

Un informe de NYT revela cómo la variante P.1 devastó una ciudad brasileña. Ahora los científicos quieren saber qué pasará en otros lugares.

En solo unas semanas, variantes del coronavirus se han vuelto tan familiares que puede escuchar sus inescrutables nombres alfanuméricos pronunciados regularmente en las noticias de televisión. Entre ellas, la llamada P.1, en Brasil, cuyos efectos han sido devastadores y ha causado sorpresa un factor: la cepa infecta a muchos que ya habían padecido la enfermedad.

Según publicó The New York Times, tres estudios ofrecen una historia aleccionadora del meteórico ascenso de P.1 en la ciudad amazónica de Manaos. Lo más probable es que surgió allí en noviembre y luego impulsó un aumento récord de casos de coronavirus. Llegó a dominar la ciudad en parte debido a un mayor contagio.

De todos modos, lo que genera mayor preocupación en el país es que los experimentos de laboratorio sugieren que la cepa P.1 podría debilitar el efecto protector de una vacuna china que ahora se usa en Brasil.

Los nuevos estudios aún no se han publicado en revistas científicas. Sus autores advierten que los hallazgos sobre las células en los laboratorios no siempre se traducen al mundo real y solo han comenzado a comprender el comportamiento de P.1.

"Los hallazgos se aplican a Manaos, pero no sé si se aplican a otros lugares", dijo Nuno Faria, virólogo del Imperial College de Londres que ayudó a dirigir gran parte de la nueva investigación.

Pero incluso con los misterios que permanecen en torno a P.1, los expertos dijeron que es una variante para tomar en serio. "Es correcto estar preocupado por P.1, y estos datos nos dan la razón", dijo William Hanage, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard.

P.1 ahora se está extendiendo por el resto de Brasil y se ha encontrado en otros 24 países. En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han registrado seis casos en cinco estados: Alaska, Florida, Maryland, Minnesota y Oklahoma.

Manaos, una ciudad de dos millones de habitantes en la Amazonía brasileña, se vio especialmente afectada . En su apogeo primaveral, los cementerios de Manaos se vieron abrumados por los cuerpos de los muertos.

Pero después de un pico a fines de abril, Manaos parecía haber superado lo peor de la pandemia. Algunos científicos pensaron que la caída significaba que Manaos había ganado inmunidad colectiva.

El Dr. Faria y sus colegas buscaron anticuerpos contra el coronavirus en muestras de un banco de sangre de Manaos en junio y octubre. Determinaron que aproximadamente las tres cuartas partes de los residentes de Manaos habían sido infectados.

Pero cerca del final de 2020, los casos nuevos comenzaron a surgir nuevamente. "En realidad, hubo muchos más casos que en el pico anterior de casos, que había sido a fines de abril".

Mirá el informe completo

Esta nota habla de:
Te puede interesar