A la FEM le preocupa que el comercio minorista concentre sus ventas en las grandes ciudades pero es optimista para 2022

"Una variable clave para tener buenas expectativas es la recuperación del turismo, principalmente la vía terrestre con Chile, y de las frecuencias de vuelos internacionales, especialmente con Brasil", expresó el Director Ejecutivo de la FEM, Juan Manuel Gispert. Expectativas para 2022.

La Federación Económica de Mendoza realizó un balance de lo acontecido en el comercio durante el año pasado. La entidad analizó las dificultades por las que atravesó el sector, las que más preocupan, qué soluciones deberían brindarse desde el gobierno, los proyectos en los que trabaja para acompañar a los comerciantes y las perspectivas para este 2022.

Sobre el balance que arrojó 2021 para el sector comercio, el Director Ejecutivo de la FEM, Juan Manuel Gispert, señaló que tiene aspectos muy positivos ya que se logró recuperar los niveles de actividad prepandemia.

Sin embargo, aclaró que también tiene aspectos negativos "ya que se ha concentrado más la actividad por el cierre de negocios que no se han recuperado y con una mirada de más largo plazo, el comercio sigue estando en una situación crítica ya que desde el 2014 a la actualidad perdió 6% de participación en el PBG de Mendoza".

Principales dificultades que atravesó el comercio

Según Gispert, las principales dificultades tuvieron que ver con las restricciones a la movilidad, a la pérdida de poder adquisitivo de enormes sectores de la población y a la concentración del comercio electrónico en las grandes ciudades en desmedro de los comercios locales

Advirtió que la más preocupante con mirada estratégica es la concentración del comercio en las grandes tiendas por el fenómeno de la venta online, tal cual ha expresado el profesional a Memo en diferentes oportunidades, ya que la escala de las grandes tiendas ubicadas principalmente en CABA hace muy difícil competir a los comercios locales y pymes principalmente.

Con respecto a cómo cree que el gobierno debe resolver estos problemas, Gispert expresó: "Debe propiciar el concepto de Centros Comerciales a Cielo Abierto en trabajo coordinado con las cámaras de comercio de cada distrito para promover a través de distintas acciones el paseo de compras como una experiencia superadora al consumo en sí mismo".

Para el directivo "también debe articular acciones a los efectos de ayudar a que el comercio electrónico también pueda ser aprovechado por el comercio local para poder vender a otros mercados como también al mendocino".

El Director Ejecutivo de la FEM, explicó además en qué están trabajando el sector Comercio de la entidad y qué proyectos tienen por delante: "Propiciamos actividades vinculadas a Centros Comerciales a Cielo abierto", en articular trabajos conjuntos para el desarrollo del comercio electrónico local, en acompañar a los comerciantes para facilitarles el acceso a distintas líneas de crédito para la inversión como dialogando con distintas entidades bancarias (principalmente Banco Nación) para mantener descuentos al consumo local".

Expectativas para 2022

"Las expectativas, mirando las tendencias de las principales variables son en general positivas", sostuvo Gispert. "Estamos frente a la oportunidad de seguir creciendo para recuperar los niveles históricos del comercio en Mendoza (25% del PBG versus 19% actual). Para lograr esto debemos aprovechar este contexto para fortalecer acciones para que esto sea más rápido y trabajar fuertemente en recuperar la cantidad de comercios cerrados durante la crisis económica que sucedió y la pandemia. Obviamente todas estas expectativas están condicionadas por el riesgo del avance de las nuevas variantes de coronavirus que pueden entorpecer todos estos proyectos". manifestó.

"Otra variable clave para tener buenas expectativas para el 2022 es la recuperación del turismo, principalmente la vía terrestre con Chile y recuperar las frecuencias de vuelos internacionales (especialmente Brasil) ya que por el tipo de cambio esperamos que haya una gran concurrencia de turistas extranjeros con importantes niveles de consumo en el comercio local, en consonancia con la gastronomía y la hotelería", cerró Gispert. 

Esta nota habla de: