Proyecciones realizadas en Chile auguran un aumento de 25% de turistas con Mendoza como destino

Un informe de la compañía Sky Airlines dio a conocer los pronósticos de viajes a diferentes puntos de Sudamérica durante las vacaciones de invierno. Buenos Aires y Mendoza, al tope en Argentina en comparación con la prepandemia de 2019.

Para estas vacaciones de invierno, según datos de Sky Airlines, se espera que los destinos más cálidos en Brasil sean los que anoten una mayor alza en la demanda, esto en comparación con el mismo periodo del 2019. Pero la compañía también habló de Argentina y, particularmente, de Mendoza, que tendrá, de acuerdo con sus cálculos, un 25% más de turistas con respecto a aquel parámetro.

De tal modo, las proyecciones apuntan a que se venderá un 87% más de pasajes aéreos para Sao Paulo y un 54% para Rio de Janeiro. En tanto, para Florianópolis -una de las más recientes rutas de la compañía- se espera que viajen cerca de 4 mil personas.

Buenos Aires sigue siendo uno de los destinos favoritos para las vacaciones, de acuerdo a la aerolínea. Para estas vacaciones de invierno 2022 se proyecta que viajen un 36% más de pasajeros que en el mismo periodo del 2019. En tanto, Mendoza también tendrá un alza de cerca del 25%. En tanto, con respecto a Perú, para Lima se esperan cerca de 28 mil personas de cara al receso de invierno.

Por otra parte, en Chile, país en donde se hizo en informe, según datos de la compañía, la ciudad que más crecerá en venta de pasajes para 2022 es Osorno, con un 70% más de boletos vendidos, seguido por Valdivia con un 42% más de pasajeros.

En tanto, otras ciudades de Chile que anotarán un alza de visitantes para estas vacaciones son Puerto Montt (10%), Copiapó (21%) y La Serena ( 6%).

Sector turismo aplaude medidas para flexibilizar entrada de extranjeros, pero las considera insuficientes

El gobierno chileno anunció la flexibilización en la homologación de las vacunas contra el covid-16 para extranjeros que ingresen a Chile, la cual rige a partir del lunes 6 de junio. Las principales medidas son la obtención de dicha homologación en dos días y no 10, como era hasta ahora; un "Pase de Movilidad Temporal" con vigencia de 96 horas (renovable), mientras se realiza dicho trámite; la aceptación del esquema de vacunación del país de origen; y la eximición de la homologación por parte de los menores de 18 años.

Y a pesar de que la homologación de vacunas no es obligatoria para el ingreso de extranjeros a Chile, pero sí se requiere para obtener el Pase de Movilidad, el que a su vez permite acceder a servicios como transporte interno, hoteles y restaurantes, el principal objetivo de los cambios en la normativa es ayudar a la reactivación de la industria turística.

Sin embargo y a pesar de que los actores de este rubro aplauden la medida, hay un consenso de que aún es insuficiente para que el sector levante cabeza. Se prevé que este año ingresen cerca de 1,2 millones de turistas extranjeros a Chile, lo que representa cerca de un 25% de un año normal prepandemia. "Nos parece que dentro de lo engorroso que es el proceso de homologación, esto es sin duda un avance. Una manera de buscar facilitar el proceso. Sin embargo, la verdadera reactivación del turismo va a ocurrir cuando no exista dicha homologación. O sea, que se permita el ingreso, pero con el trámite que se usa en todo el mundo, que es un certificado internacional de vacunas", comenta Helen Kouyoumdjian, vicepresidenta ejecutiva de la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), quien agregó además: "No entendemos por qué en Chile aún no se ha tomado como propio ese procedimiento".

A juicio de la Subsecretaría de Turismo, el efecto inmediato de la flexibilización aplicada se vería en algunas zonas de atracción internacional como la Región de Magallanes y Aysén, así como en el turismo de negocios y reuniones en Santiago. Respecto de este último segmento, el presidente de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), Máximo Picallo, también cree que los anuncios del gobierno son pasos para reactivar al sector, pero es de la misma idea de terminar definitivamente con el Pase de Movilidad. "Se está usando en ciertos lugares como a la entrada de restaurantes y eventos, pero en la mayoría de los sectores económicos ya no se pide. El sector del turismo receptivo agoniza y ya no podemos seguir esperando", dijo Picallo, quien apunta hacia un tema no menor: "No podemos volver a perder una temporada más de nieve, sobre todo por los turistas brasileros que vienen tradicionalmente en invierno a Chile", refiriéndose a los centros de esquí y a las actividades asociadas que se dan en las ciudades aledañas, como Santiago y Pucón, entre otras.

Desde la Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), su secretaria general, Lorena Arriagada opinaron: "Para la industria del turismo y los viajes es de la mayor importancia lograr que las restricciones para el ingreso de eliminen. Todo lo que vaya en esa dirección es necesario, sobre todo, porque Chile está perdiendo conectividad aérea"

Esta nota habla de: