Biden prohibió la importación de petróleo y gas de Rusia: ¿se acercará a Venezuela?

Este martes, el presidente Joe Biden anunció que queda prohibida la importación de petróleo y gas de Rusia. Ante esto, la Casa Blanca busca negociar con Venezuela, país con el que rompió relaciones comerciales en 2019.

Este martes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció un embargo sobre la importación de petróleo, gas natural y carbón de Rusia, en respuesta a la invasión de Ucrania. "Hoy anuncio que Estados Unidos apuntará a la principal arteria de la economía de Rusia. Vamos a prohibir todas las importaciones de petróleo, gas y energía rusas", lanzó.

Qué multinacionales de EEUU siguen operando en Rusia

El anuncio de Biden llegó luego de insistentes pedidos del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, de aplicar sanciones al sector de los hidrocarburos rusos, de donde provienen la mayor parte de las divisas de Rusia. Sin embargo, esta medida obliga a Estados Unidos a acercarse a Venezuela, gobernada por Nicolás Maduro.

Al prohibir la importación de hidrocarburos rusos, Estados Unidos mantuvo conversaciones el fin de semana con Venezuela, que tiene a Moscú como un aliado clave, pese a no contar con relaciones diplomáticas desde 2019. Desde entonces, Washington impuso un embargo que impide al país sudamericano negociar su crudo en el mercado estadounidense.

Sin embargo, la sanción a Rusia llevó a Estados Unidos a empezar a negociar con Venezuela la posible compra de petróleo. De hecho, los llamados telefónicos durante el fin de semana fueron confirmados por ambos países, a la espera de una resolución que podría acelerarse tras la conferencia de prensa que dio Biden hoy.

Estados Unidos y sus aliados han impuesto duras sanciones económicas a Rusia, sobre todo financieras, pero un embargo petrolero y de gas es fuertemente resistido por Europa, que depende de los hidrocarburos rusos en mucha mayor medida que la economía estadounidense.

Francia y Alemania, las principales economías de la Unión Europea (UE), habían urgido a Estados Unidos a coordinar cualquier posible embargo sobre el gas y el petróleo rusos.

Esta nota habla de: