Diez razones para que el "Modo Vendimia" 2021 quede para seguir evolucionando

Fue un éxito que Mendoza haya podido no solo mantener viva la Vendimia a pesar de las adversidades de la pandemia de coronavirus, sino su innovación y multiplicación de actores y factores. La película, los Puntos Vendimia públicos y privados, más los sociales creados por la gente, deberían quedarse.

La modalidad de la Fiesta Nacional de la Vendimia en pandemia puede evaluarse como un éxito desde múltiples puntos de vista.

En primer lugar, porque se hizo: no se suspendió ni pasó para después, como gran parte de las festividades en todo el país y el mundo. Además, fue la oportunidad para el ingenio y la innovación.

De tal modo que la película con historias diversas, los Puntos Vendimia y la previa, generaron una movilización diferente en torno a la fiesta de la cosecha de la vid que resultó inclusiva y la potenció en forma extraordinaria.

Por supuesto que de ningún modo reemplaza al show en vivo del teatro griego Frank Romero Day, pero sí representa una versión merece haber llegado para quedarse

El sector privado tiene la oportunidad de tomar nota de las ventajas de esta democratización de la Vendimia y asumir un protagonismo que permita que, junto al Estado, futuras fiestas incluyan ambas acciones.

Algunas razones para celebrar esta "Vendimia de película" y sus eventos satelitales son:

  1. Se adapta a los nuevos consumos culturales mediante streaming, con lo cual se produce la captación de nuevos públicos. El escenario se multiplica y llega a cada persona en el lugar del mundo en que se encuentre. Un mendocino en el exterior asume y comparte la "mendocinidad" de "su" Vendimia apenas contando con un celular y conectividad.
  2. Las modalidad de contar historias permite el diálogo, la valoración y discusión de los distintos enfoques.
  3. La película representa una promoción directa de las locaciones en donde fueron tomadas las imágenes, un elemento que sirve tanto para los mendocinos que no conocen a toda Mendoza como para quienes la ven desde cualquier otro lugar.
  4. Sumatoria: la oportunidad que representa para las industrias culturales, la aplicación de nuevas tecnologías, la convocatoria a sectores culturales más amplios son otros factores emergentes.
  5. Mendoza exhibe su potencial creativo, un eje que cada vez crece más y que tiene en propuestas como esta, la chance de apoyarse para dar un salto mayúsculo. El Estado, desde varios organismos locales y nacionales, aporta recursos, pero en el futuro, si la modalidad se instala, podría generarse una corriente de financiamiento externo que le de vida a una nueva actividad permanente, capaz de competir en cantidad y calidad.
  6. La idea de los Puntos Vendimia excedió a la programada por el Ministerio de Cultura y Turismo y cada familia hizo el propio convocando a parientes y amigos: se consiguió una fiesta extendida territorialmente, que fortalece vínculos por intermedio de un producto de consumo cultural masivo, que abre discusiones y no homogeiniza las opiniones, sino que -como ha ocurrido siempre con el tradicional "acto central" en el teatro griego- abre la posibilidad a puntos de vista encontrados de acuerdo al gusto, percepción y sensibilidad de cada uno.
  7. A nivel de la actividad económica turística y gastronómica, difundir la película y la previa en sus ámbitos representa nueva oportunidad de convocatoria que, de acuerdo a los datos preliminares, ha sido exitosa y muchos piensan repetir el año que viene con película o sin ella, con la transmisión del acto central tradicional.
  8. La movilización social en torno a la Vendimia en el contexto experimentado este año se produce multidireccionalmente: no sólo hay un desfile o espectáculo por un lado y público por el otro, sino que se producen decenas sino centenares de microvendimias que resultan atrayentes y convocantes a públicos más diversos y en situaciones de mayor comodidad.
  9. La innovación fue un punto solo de discusión, sino un hecho: se rompió la manía de los debates eternos, agrietados y sin final. Se concretó un cambio de paradigma que no rompe con la tradición sino que le permite evolucionar.
  10. Si se incluye el acto central en el futuro con acciones como las aplicadas en el denominado "Modo Vendimia", la oportunidad de que este hito cultural, económico, histórico si se quiere y de encuentro de los mendocinos con sus vínculos puede dar nuevos frutos.

En definitiva, está la chance de que cuando se aplica el ingenio capaz de superar a la resignación, se puede salir adelante y obtener ganancias palpables e intangibles. De allí que la Vendimia 2021 quedará en la historia posiblemente no como una anécdota, sino como una bisagra.

Esta nota habla de:
Más