En números: cómo afectó la cuarentena 2020 al mercado laboral de Mendoza

Ante el reciente incremento de casos y la llegada de la segunda ola, muchos imaginan un cierre de la economía similar al del año pasado. Aquí, los efectos que generó el ASPO en 2020 y por qué Mendoza se recuperó más rápido que Nación.

A medida que pasan las horas, crece la incertidumbre sobre el rumbo que tomarán el Gobierno nacional y las provincias ante la segunda ola de contagios de coronavirus, y específicamente sobre la posibilidad de una segunda cuarentena, en este caso, en 2021.

Este domingo se dieron las primeras señales por parte de Casa Rosada: se eximió a los estatales nacionales de ir a trabajar, mientras que se pidió a las gobernadores que se tomen medidas similares; todo, en el mismo fin de semana en el que se cerraron definitivamente las fronteras.

En Mendoza, especialmente desde los rubros gastronómico y hotelero, se anticiparon a un posible cierre y pintaron un panorama dramático si se repite la cuarentena de 2020 que causó inicialmente la pérdida de unos 80.000 puestos de trabajo sólo en el Gran Mendoza.

Cómo impactó la cuarentena 2020 en el mercado laboral de Mendoza

Según el informe de Mercado de Trabajo del Indec, antes de la cuarentena 2020 en el Gran Mendoza habían 466.000 personas con trabajo, cifra que cayó a 384.000 una vez que entró en vigencia el ASPO, lo que representó una caída de la ocupación del 21,35%.

Más allá del número abrumador, la caída en la cantidad de empleo tras el decreto de la cuarentena fue menor en Mendoza que a nivel nacional, donde la ocupación bajó un 26,17%.

Todo puede ser peor: las cifras no contabilizadas en torno al empleo

Pero para fines de 2020, de los 82.000 puestos de trabajo que se perdieron en el Gran Mendoza al inicio de la cuarentena, se recuperaron 72.000. En este punto, antes del inicio de la cuarentena, en el Gran Mendoza había 466.000 ocupados y, al finalizar el año, había 456.000.

Por otra parte, tras la abrupta caída del nivel de empleo por la cuarentena, la recuperación que mostró el Gran Mendoza fue mucho más veloz que en el promedio nacional, quizás en consonancia con la reapertura económica que se produjo antes que en el resto del país.

Para convalidarlo basta con comparar los números del Indec del segundo trimestre de 2020 (inmediatamente despúes de la cuarentena) y tercer trimestre en Mendoza, donde el nivel de ocupación dio un salto del 14%, mientras que en el país esa recuperación había sido del 11,65%.

Una explicación lógica podría ser la rápida apertura del comercio y otros rubros en Mendoza en comparación con el promedio nacional. Vale recordar que en mayo ya estaban funcionarios los cafés y restaurantes, por ejemplo, algo que en otras provincias demoró algunos meses más.

Esta nota habla de:
Más de Economía