La nueva Ley de Hidrocarburos, atravesada por la grieta en el Frente de Todos

No queda claro cuál va a ser la postura de los legisladores que responden a la vicepresidente, sobre un proyecto que fue elaborado bajo la supervisión del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Lo que nace mal, generalmente termina mal, y esa podría ser la efímera historia del proyecto de ley que promueve las inversiones en el sector de los hidrocarburos, iniciativa que presentaron Alberto Fernández y Martín Guzmán una hora antes de aquella "renunciatón" de funcionarios kirchneristas que dio inicio al quiebre en el Gobierno.

Dos semanas después de aquella dura derrota en las PASO y después del surgimiento de diferencias insalvables entre el presidente y su vice, es una incógnita saber qué pasará con la nueva Ley de Hidrocarburos. Por el momento, esta semana se presenté en las comisiones de Combustibles y Presupuesto del Senado, donde el secretario de Energía, Darío Martínez, dio detalles de la iniciativa.

Pero la impresión que dejó hasta el momento el corto debate que ha tenido la ley es que, antes de que se defina Juntos por el Cambio, deberá haber acuerdo dentro del Frente de Todos, a partir de algunos legisladores kirchneristas que no son de provincias petroleras y que estarían en contra del texto elaborado por Guzmán.

Ya hay indicios de la postura kirchnerista en contra del proyecto de Guzmán; basta con leer la columna del domingo pasado de Horacio Verbitsky en "El cohete a la luna", portal que funciona como un "boletín oficial" de Cristina Kirchner. Allí, el periodista habla de la "dolarización" de la energía que implicaría la aprobación de la flamante iniciativa.

"El proyecto de ley de hidrocarburos podría consolidar, por su parte, la dolarización de la energía, incluyendo el gas, lo cual sería un obstáculo a su posible uso para el crecimiento industrial", publicó.

Por otra parte, legisladores cercanos a la vicepresidente dijeron a Econojournal: "La sociedad nos pegó una piña y tres días después el Ejecutivo anuncia un proyecto que institucionaliza por 20 años un plan que dolariza la producción de gas. Hay muchos puntos que se van a discutir. No va a estar aprobado a libro cerrado".

En Mendoza, el peronismo aún no se ha manifestado sobre la nueva Ley de Hidrocarburos, pero sí lo ha hecho el gobierno y la senadora nacional Pamela Verasay, integrante de la Comisión de Combustibles. Básicamente, se critica que el nuevo esquema para los próximos 20 años incentiva inversiones en Chubut, Santa Cruz y Neuquén, pero no en Mendoza.

Asimismo, se cuestiona que la decisión de aprobar determinadas inversiones en shale oil o incluso en áreas convencionales la tomará la Secretaría de Energía de la Nación, pasando por arriba de las provincias, dueñas de los recursos naturales como el petróleo y el gas.

Esta nota habla de: