"En minería oponerse por oponerse es negar la posibilidad que necesitamos"

El sacerdote y exvocero en Argentina de Jorge Mario Bergoglio, Guillermo Marcó, se manifestó de esta forma al participar del seminario "Diálogo, Minería y Cuidado de la Casa Común" sobre la encíclica Laudato Si' del papa Francisco, organizado por la Secretaría de Minería y el Instituto de Diálogo Interreligioso.

El sacerdote Guillermo Marcó afirmó que a nivel mundial existen marcos regulatorios para la actividad minera, por lo que "oponerse por oponerse es negar la posibilidad de generar puentes de riqueza y sobre todo el trabajo".

Marcó se manifestó de esta forma al participar del seminario "Diálogo, Minería y Cuidado de la Casa Común" sobre la encíclica Laudato Si' del papa Francisco, organizado por la Secretaría de Minería y el Instituto de Diálogo Interreligioso.

"Si no explotamos nuestros recursos le compraremos a otros el litio que viene en la batería de nuestros celulares o el cobre necesario para los cables que transportan nuestra energía, porque igualmente los vamos a usar, cualquier ambientalista tiene un teléfono", dijo el sacerdote católico.

Cuando nos ocupamos de lo que queremos y no de lo que debemos

En ese sentido, destacó que "hoy hay un marco regulatorio en el mundo para la actividad minera, entonces oponerse por oponerse es simplemente negar la posibilidad de que en la Argentina se generen fuentes de riqueza y sobre todo el trabajo".

El sacerdote aseguró que "el valor que tiene lo del Papa Francisco, es que en su visión del Magisterio Pontificio no solamente rescata el tema ecológico, sino que también un tema que no estaba unido antes, es el valor del hombre".

"Sin dudas los ambientalistas están preocupados por el uso devastador de los recursos, las empresas mineras por el riesgo que supone invertir a largo plazo y el marco regulatorio que se implica, y los pueblos cercanos la posibilidad de acceder a nuevos trabajos, y los riesgos de contaminación", relató Marcó.

Pero en ese sentido valoró que "el Estado, más allá de los diferentes gobiernos, deben velar por este bien común".

El Papa incluyó a la minería entre las obligaciones de la política para el desarrollo

El integrante del Instituto de Diálogo Interreligioso destacó que "todos los intereses son legítimos, pero un dialogo consciente presupone la buena intención, porque todos queremos que un país progrese, aprovechar nuestros recursos, preservar la casa común para generaciones futuras".

Respecto del proceso de co-construcción del Plan Estratégico para el Desarrollo Minero Argentino, Marcó expresó "se trata de conciliar algo que se llama ´el bien común´, es algo que está por encima de todos los bienes parciales, porque el Estado Nacional tiene que buscar que un país progrese y las cosas que no hacemos nosotros en definitiva, las terminan haciendo nuestros vecinos".

Esta nota habla de: