Una provincia ofreció la "cláusula gatillo", pero los estatales la rechazaron

Ocurrió en Neuquén. Es lo mismo que piden los estatales de Mendoza, en base al esquema aplicado en la gestión Cornejo. Sin embargo, sus pares patagónicos rechazaron el ofrecimiento de su gobierno.

Mientras que la mayoría de gremios estatales de Mendoza aspira a una actualización salarial que incluya la "cláusula gatillo" que garantice no perder ante la inflación, sus colegas de Neuquén recibieron ese ofrecimiento de su gobierno y, curiosamente, lo rechazaron.

El jueves pasado, el Gobierno de Omar Gutiérrez ofreció a la conducción de ATE y UPCN una suba del 25% distribuido en enero (5%), febrero (10%) y abril (10%), además de la cláusula "gatillo" que se activaría si resultaran por debajo de la inflación. 

Esa propuesta fue prácticamente idéntica a la que realizó Mendoza en tiempos de Alfredo Cornejo, pero fue rechazada por los gremios neuquinos y la instancia de negociación pasó a un cuarto intermedio. Desde ATE explicaron que se seguirá avanzando con otras demandas, como ropa de trabajo.

En Neuquén, lo que quieren los principales gremios estatales es una actualización trimestral por IPC.

Claro que el debate salarial mencionado se da en una provincia favorecida actualmente por la explotación petrolera, sustancialmente mayor a la de Mendoza, que generó ingresos altísimos de regalías el año pasado. Para eso, Vaca Muerta fue clave.

Hasta el momento, en Mendoza el Gobierno ofreció un incremento promedio a los gremios estatales del 46%, porcentaje rechazado por la dirigencia sindical. 

Esta nota habla de: