Por el aumento de energía, elaborar un vino sería entre 18% y un 21% más caro

Desde Coninagro indicaron que están seguros que ese tipo de medidas tienen un impacto en el desarrollo de las economías regionales y sumado al aumento de los combustibles no son buenas noticias para el productor.

Los aumentos de la energía para los sectores productivos tendrán un impacto importante en los costos y como ejemplo se menciona que la elaboración de un vino tinto será entre un 18% y un 21% más cara a partir de las subas en los estos servicios fundamentales.

Desde Coninagro alertaron por el impacto de la quita de subsidios nacionales que derivaron en el incremento en el costo de la energía eléctrica para los Grandes Usuarios de Distribuidor (GUDI). 

Desde la entidad indicaron que están seguros que ese tipo de medidas tienen un impacto en el desarrollo de las economías regionales y señalan que estos incrementos, sumado al aumento de los combustibles, en el mismo contexto, no son una buena noticia para el productor.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, manifestó que "entendemos que se debe revisar el incremento tarifario considerando el momento en el cual se aplica, las particularidades de cada sector y de cada economía regional, en este sentido, creemos que la aplicación de los incrementos debe ser progresiva".

Según indicaron desde la entidad, en Mendoza los recientes incrementos, impactan considerablemente en las cuentas de los elaboradores y se calcula que en la elaboración de un vino tinto, los incrementos tarifarios representan un aumento en los costos de entre el 18% y el 21%.

A nivel nacional, si bien la quita de subsidios implicó un incremento de 63% en los cargos para los usuarios GUDI con un consumo de potencia de más de 300kw, también impactó en los usuarios con una potencia menor, incrementando sus cargos variables en un 4% por aumento en el gravamen destinado al Fondo Nacional de Energía Eléctrica (FNNE). 

Iannizzotto comentó que: "existen casos de cooperativas con un consumo de potencia bajo durante todo el año y que sólo superan los 300 KW en dos o tres meses del año". Se estima que el impacto de esta medida generaría un incremento de 41% en el costo de la temporada de elaboración para aquellos establecimientos que igualan o superan esa potencia. A esto debe sumarse el impacto generado por la adecuación del Valor Agregado de Distribución (VAD) provincial que determinaría un incremento conjunto, nacional y provincial, de 78% en la temporada de elaboración respecto a la del año pasado.

Esta nota habla de: