Qué plan energético tiene Nación para incentivar la inversión en el sector

El Gobierno nacional anunció que desarrollará un "plan energético de mediano plazo" que incluirá un conjunto de medidas vinculadas a incentivar la inversión pública y privada en infraestructura.

El Gobierno nacional desarrollará un "plan energético de mediano plazo" que incluirá un conjunto de medidas vinculadas a incentivar la inversión pública y privada en infraestructura, incrementar la oferta de distintas fuentes de generación, mejorar la eficiencia del consumo e iniciar un sendero para que las tarifas reflejen de manera predecible los costos mayoristas de gas y electricidad.

El nuevo plan está contemplado en el acuerdo anunciado hoy por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que también prevé un esquema tarifario de los servicios de gas y electricidad para el bienio 2022/2023, que incluirá la política de segmentación y no superará el nivel de los salarios.

Como parte de las nuevas definiciones, el Ministerio de Economía anunció hoy que "se desarrollará un plan energético de mediano plazo" que incluirá en primera instancia acciones tendientes a incentivar la inversión privada y pública para aumentar la generación y transmisión de energía, incluyendo la construcción de gasoductos y la expansión de la capacidad de producción de GNL y energía renovable.

La idea es incrementar la oferta en distintos segmentos de generación con la consecuente capacidad de transporte, con un criterio de diversificación de la matriz, aprovechamiento de los recursos naturales que dispone el país y en consecuencia una reducción de las necesidades de importación ya sea de gas natural licuado, combustibles líquidos o electricidad.

El nuevo plan avanzará también en reducir las pérdidas en el segmento de distribución mediante mejoras en los medidores, la facturación, y la cobranza; como así también apuntalará la necesidad de mejorar la eficiencia del consumo energético y la conservación del recurso.

También se aseguró que se buscará fortalecer la focalización y la progresividad de los subsidios energéticos, para asegurar que "con el tiempo, las tarifas energéticas de los consumidores finales residenciales y no residenciales reflejen mejor, y de manera más predecible, los costos mayoristas del gas y la electricidad".

Esta nota habla de: