Con suerte, para el 2024 volveríamos al nivel de inflación que dejó Macri

Las proyecciones que realizan los analistas son cada vez peores y no se ve una baja a niveles razonables en el horizonte. El último relevamiento del Banco Central vuelve a subir la proyección anual y se hace más largo el camino para pensar en una inflación de país normal.

La inflación seguirá siendo el principal problema de los argentinos por bastantes años más, por lo menos así lo proyectan los analistas de mercado que participan del relevamiento del Banco Central.

Lo peor de todo, es que las proyecciones son casi catastróficas, tanto así que a 2024 recién se piensa que llegaremos a bajar a un nivel de 50% de inflación, cifra que a principios de este año representaba un porcentaje muy complejo para los argentinos.

Eso, sin recordar que el exministro Martín Guzmán había acordado con el FMI una meta para 2022 del 48% y en el Presupuesto habían puesto un mentiroso 32%.

De acuerdo a las cifras del REM,  para diciembre de 2022, quienes participan del REM proyectaron que la inflación que alcanzará 76,0%. El pronóstico de inflación para 2023 es de 64,6% y proyectaron una inflación de 50,2% para el 2024.

El gráfico muestra cómo subió de manera vertiginosa el índice de inflación desde el año pasado, con apenas una bajar a fines del año pasado y principios del 2022. 

Para junio del próximo año, es decir en 12 meses más, las proyecciones indican que estaremos con un índice interanual muy cercano al 70%, lo que indica que el vértigo de los precios en el país no tendría solución ni respiro.

Lo peor de todo es que todos estos números se deberían corregir de manera considerable ya que el relevamiento se hizo antes de que Guzmán renunciara a su cargo, momento en que se ajustaron casi todas las variables económicas del país.

Esta nota habla de: