En detalle, cómo se recuperó Severo del Castillo como eje del pulmón verde del Gran Mendoza

El proyecto abarca desde la Ruta Provincial Nº 20 hasta la Rotonda de Salcedo, es decir, un tramo de más de 1.000 metros ubicado en el distrito Los Corralitos.

El intendente de Guaymallén les presentó al gobernador Rodolfo Suarez; al vicegobernador Mario Abed y junto al ministro de Planificación Mario Isgro, una obra completa sobre calle Severo del Castillo en Los Corralitos que incluye canalización, remodelación de esquinas, veredas, bicisendas, apeaderos, forestación y alumbrado LED. 

También acomapañaron la ministra de Turismo, Mariana Juri y el secretario de Transporte, Natalio Mema.

En julio de 2019, el municipio comenzó una compleja y extensa obra para transformar la imagen urbana y poner en valor la calle Severo del Castillo.

El proyecto abarca desde la Ruta Provincial Nº 20 hasta la Rotonda de Salcedo, es decir, un tramo de más de 1.000 metros ubicado en el distrito Los Corralitos. Fue por su función en la trama vial de la zona que surgió la necesidad de optimizar la circulación y brindar más seguridad a peatones, ciclistas y automovilistas; además de revertir con soluciones definitivas los problemas hídricos, viales y de infraestructura existentes.

La intervención empezó con la impermeabilización en hormigón de la hijuela ubicada sobre el costado este y del canal que corre por la margen oeste. Esto es fundamental teniendo en cuenta que previamente los cauces eran de tierra, situación que dificultaba el mantenimiento y generaba pérdidas de agua para el riego por infiltración.

En este punto, resulta importante mencionar que se han considerado ventanas en los canales para que puedan seguir funcionando como sangría. También en materia de drenajes, se construyeron cordones y banquinas en el tramo este y se realizó la conexión con la Rotonda de Salcedo.

Isgro y Mema en diálogo con los vecinos.

A nivel vial, la calle fue ensanchada para conformar cuatro carriles de circulación, dos en sentido norte-sur y dos en dirección Sur-Norte, separados entre sí por un boulevard central con vegetación xerófila y alumbrado vial. Luego, y teniendo en cuenta el flujo de tránsito pesado que soporta diariamente, la calzada fue reconstruida con material asfáltico modificado en caliente.

A fin de proveer más comodidad y seguridad a quienes circulan asiduamente por la zona, se incorporó un sector integrado sobre la margen oeste para peatones y ciclistas.

Por su parte, cabe destacar la instalación luminarias LED, una tecnología utilizada en cada espacio público renovado por el municipio ya que representa un gran ahorro energético, un mejor rendimiento lumínico y mayor seguridad. Sumado a esto, logra una iluminación uniforme, moderna y sustentable.

El resto de los trabajos completa la infraestructura urbana proyectada en el sector. Esto incluye nuevos apeaderos para la espera del transporte público, colocación de reductores de velocidad, una ciclovía sobre el costado oeste, renovación del arbolado público y demarcación vial sobre la calzada recuperada. Esta obra fue financiada por el Gobierno de Mendoza, a través del Programa de Infraestructura Municipal, y la Municipalidad de Guaymallén.

La intervención en números

• 18.300 m² de pavimento nuevo.
• 1.310 metros lineales de canal en el margen este.
• 1.220 metros de revestimiento parcial de la sangría ubicada en el costado oeste.
• 25.620 m³ de volumen de material nuevo ejecutado para el paquete estructural de la calzada.
• 1.300 metros de ciclovía sobre el lado oeste de la calzada.
• 6 apeaderos con plataformas y refugios seguros.
• 3 reductores de velocidad, coincidentes con cruces peatonales.

Esta nota habla de: