La otra cara de la nevada: los puesteros y turistas varados, y la ayuda de la policía

El trabajo del destacamento Los Molles de la Policía de Mendoza, registrado en fotos y videos en auxilio de personas afectadas por la gran nevada.

Las nevadas, por lo general, concitan la atención de quienes viven en ciudades y lo ven como un dato que resalta la belleza de la naturaleza en las zonas cordilleranas. Y lo es. También es una "bendición" desde el punto de vista de la provisión de agua a las napas subterráneas. Sin embargo, hay otra cara: la gente que vive en las zonas y queda aislada.

Ese factor fue el considerado por la Policía de Mendoza en Malargüe, que salió a la recorrida y búsqueda de familias que pudieran estar afectadas y, de acuerdo con las imágenes compartidas desde el sur mendocino, lo lograron.

El frío y la nieve en cantidad, sumado al aislamiento, resultan letales. Aquí, la actividad del destacamento Los Molles en estos días, en una tarea que probablemente haya pasado inadvertida para los miles de turistas que fueron a disfrutar de la cara linda de la nieve:

Esta nota habla de:

Más leídas de Hechos