Mendoza pidió que se termine la violencia contra el personal de Salud

Están sucediendo en distintos puntos de hisopados y de vacunación. Ha habido insultos y maltratos en los que ha tenido que intervenir la Policía.

Ante reiterados hechos de violencia en los centros de hisopados y vacunación contra el personal de la Salud, el Gobierno de Mendoza solicita a los mendocinos y mendocinas que prime el respeto por quienes hace dos años no paran de trabajar por el bien de la sociedad.

Los casos violentos se repiten a cada momento y en distintos puntos de la provincia. Uno de los tantos ejemplos fue en Centro de Salud 60 de Maipú donde tuvo que intervenir la Policía. "Les pedimos por favor solidaridad con el personal que está trabajando al máximo", sostuvo Fernanda Sabadin, coordinadora de Salud de la Metropolitana Sur.

Asimismo, en el Valle de Uco sucedieron hechos similares donde quienes esperaban le exigieron a una profesional de la salud que "si no estás capacitada para estar las 24 horas parada haciendo testeos, no vengas".

Desde el Gobierno provincial también pidieron que se entienda que todos estamos frente a una situación excepcional y que el sistema de salud se va adaptando al comportamiento del covid-19 para abastecer la demanda de hisopados y vacunados de la sociedad. Para esto, miles de profesionales vienen trabajando a destajo y no pueden ser blanco de insultos y maltrato.

"Hemos vivido varias situaciones de maltrato y violencia por parte de la gente. Nada justifica la situación de violencia que estamos viviendo. Ayer estábamos terminando de armar toda la logística, que es mucha, y varias personas se avalanzaron sobre el ingreso de la escuela y tuvimos que llamar a preventores de la Municipalidad de Capital para que nos ayudarán", comentó Giorgina Cicchiti, coordinadora de Salud de la Ciudad de Mendoza y agrego: "Sufrimos maltratos, insultos. Se hace todo lo humanamente posible pero este clima de violencia es imposible de tolerar".

Son tiempos difíciles para el mundo en su conjunto, pero debemos seguir manteniendo la misma admiración y respeto que al principio de la pandemia por quienes velan por nuestra salud. Volvamos a los aplausos y dejemos de lado los insultos, el maltrato y la violencia

Esta nota habla de:

Más leídas de Hechos