Qué se sabe en el mundo sobre la hepatitis aguda grave

Presente en 20 países, hay un brote epidémico de hepatitis grave aguda. Un primer caso, con origen desconocido, fue detectado en Santa Fe. Un informe técnico de seguimiento por parte de la OMS pone en foco el tema.

El Ministerio de Salud informó que se detectó en Santa Fe «un caso de hepatitis aguda grave de origen desconocido» en un niño de ocho años, el primero de este tipo en el país.

"El Ministerio de Salud de la Nación informa que se detectó en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario, Santa Fe, un cuadro de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un paciente de 8 años", informó la cartera que encabeza la ministra Carla Vizzotti.

"El caso corresponde a un niño de 8 años que es atendido en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario", precisó la información oficial.

Esta semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró cerca de 230 casos de una misteriosa hepatitis que afecta a niños en todo el mundo e informó que sigue recibiendo decenas de informes sobre nuevos contagios.

El informe de la OMS

La Organizacio?n Mundial de la Salud desde el Sitio de Informacio?n de Eventos para los Centros Nacionales de Enlace para el Reglamento Sanitario Internacional (EIS por su acro?nimo en ingle?s) y con la informacio?n publicada en el sitio web de Noticias sobre Brotes de Enfermedades, dio a conocer el panorama de situación de la hepatitis aguda grave en el mundo, considerada esta mañana por la médica argentina Martha Cohen como "un brote epidémico presente en 20 países".

Según la OMS, el 5 de abril de 2022, se recibe la primera notificacio?n por parte del Reino Unido sobre un incremento en la notificacio?n de casos de hepatitis aguda de causa desconocida en nin?os previamente sanos menores de 10 an?os residentes de Escocia. Una semana despue?s, se notificaron casos adicionales bajo investigacio?n en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte.

OMS: Hepatitis y adenovirus 

La hepatitis es una inflamación del hígado que puede causar una serie de problemas de salud y puede ser mortal. Diversos factores pueden causar una inflamación del hígado, y los cinco principales virus implicados son los virus de las hepatitis A, B, C, D, y E. 

Las hepatitis virales representan una elevada carga de enfermedad y mortalidad a nivel mundial con 1,1 millón de defunciones estimadas cada año. Se estima que el 57% de los casos de cirrosis hepática y el 78% de los casos de cáncer primario de hígado son debidos a infecciones por los virus de la hepatitis B o C. Los adenovirus son virus de ADN de doble cadena que se propagan por contacto personal cercano, gotitas respiratorias y fómites. 

Hay más de 50 tipos de adenovirus inmunológicamente distintos que pueden causar infecciones en humanos. 

Los adenovirus suelen causar enfermedades respiratorias, pero dependiendo del tipo de adenovirus pueden causar otras enfermedades como gastroenteritis, conjuntivitis, cistitis y con menos frecuencia, enfermedades neurológicas. 

No existe un tratamiento específico para las infecciones por adenovirus. 

El adenovirus tipo 41 comúnmente causa gastroenteritis aguda pediátrica, que típicamente se presenta con diarrea, vómitos y fiebre; a menudo puede ir acompañada de síntomas respiratorios.

Se han registrado raros casos de hepatitis por adenovirus en niños inmunocomprometidos, pero hasta ahora no se tiene evidencia disponible de que el adenovirus tipo 41 sea una causa de hepatitis en niños sanos.

Qué se sabe sobre los casos registrados de hepatitis aguda grave

La mayoría de los casos notificados se clasificaron considerando las definiciones operativas de caso vigentes, las cuales están basadas en la caracterización clínico-epidemiológica de los casos identificados hasta la fecha. Las manifestaciones clínicas de los casos identificados corresponden a una hepatitis aguda con transaminasas elevadas, la mayoría de los casos presentaron ictericia, además de signos y síntomas gastrointestinales (incluyendo dolor abdominal, diarrea y vómitos), ninguno presentó fiebre. En ninguno de los casos se identificó la infección por los virus de la hepatitis A, B, C, D yE. La evolución clínica de los casos es variable, hasta la fecha el 10 % ha requerido trasplante de hígado.

El 18 de abril de 2022, el Centro Nacional de Enlace de Estados Unidos de América notificó a laOrganización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) un total de 9 casos de hepatitis aguda en niños de 1 a 6 años; los casos fueron identificados entre el 2 de octubre de 2021 y el 21 de febrero de 2022. De los 9 casos, 7 son niñas, todos los casos presentaron signos y síntomas compatibles con diversos grados de hepatitis (ictericia escleral,ictericia, hepatomegalia, encefalopatía y elevación de transaminasas). 

Dos niños requirieron trasplante hepático y el resto de los casos fueron manejados clínicamente. En 5 de los 9 casos se identificó adenovirus tipo 41 en muestras de sangre total por RT-PCR. Actualmente se está investigando una posible asociación entre los casos de hepatitis aguda severa en población pediátrica y la infección por adenovirus.

Nota de la OPS/OMS 

La etiología de los casos permanece bajo investigación. Se están realizando pruebas de laboratorio para comprender el mecanismo subyacente y la potencial asociación de los casos con agentes infecciosos, químicos y toxinas. 

Los casos no han estado expuestos a factores de riesgo epidemiológicos obvios, incluidos viajes internacionales recientes. La gran mayoría de los casos de los que se tiene información no han recibido la vacuna contra covid-19. La investigación del evento se encuentra en curso y la prioridad es determinar la etiología para refinar las acciones de prevención y control. 

Para ello, se requiere identificar casos adicionales y conducir pruebas adicionales. La OPS/OMS comparte la presente nota técnica para mantener a los Estados Miembros informados. Se estará compartiendo información en la medida que la misma se encuentre disponible. 

En la Región de las Américas, considerando la circulación del virus de la fiebre amarilla en varias áreas, así como la presencia de áreas endémicas para malaria, además de descartar hepatitis A-E se deberá considerar descartar el diagnóstico de fiebre amarilla y de malaria en las áreas endémicas. 

Esta nota habla de: