Autocrítica peronista tras la victoria de Suarez

En el peronismo admiten que Suarez fue el gran ganador de la pelea Mendoza-Nación de esta semana. Pero agregan: "Perdimos por boludos". Cambio de estrategia.

Desde los "intelectuales" que acompañan al Frente de Todos fuera de cualquier cargo, hasta los principales protagonistas del peronismo, coinciden en que las idas y vueltas que hubo desde el viernes entre el Gobierno de Mendoza y la Nación terminaron favoreciendo a Rodolfo Suarez y su equipo. Lo evalúan como una victoria del gobernador, pero por errores propios.

Ni siquiera el encuentro de este martes en Casa Rosada podría terminar en un "empate técnico"; incluso, después de haber sido cuestionado públicamente por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el gobernador de Mendoza obtuvo lo que fue a buscar a Buenos Aires: el demorado préstamo de 3.000 millones de pesos con Aportes del Tesoro Nacional.

"Él es un mala leche, pero nosotros somos unos boludos", analizó sin pruritos una fuente del Partido Justicialista de Mendoza en relación a Suarez. Insisten en que hubo mala fe en el accionar del gobernador, instalando un presunto retorno a fase 1 en la provincia, sin que la voluntad de Casa Rosada, supuestamente, haya sido el confinamiento de los mendocinos.

Sagasti valoró en las redes el encuentro entre Suarez y Fernández

Pero, más allá del beneficio de la duda que termina favoreciendo al gobernador, fue el propio Alberto Fernández y los suyos quienes generaron un clima hostil. Aquel viernes, desde Nación hablaron de un retorno a aislamiento de ocho departamentos de Mendoza, sin aclarar qué implicaciones tendría y sin hablarlo previamente con el Gobierno local.

Ese anuncio, con una marcha opositora que ya había sido convocada, no hizo otra cosa que exacerbar los ánimos en un territorio donde al peronismo, en los últimos 7 años, le ha ido muy mal electoralmente. ¿Qué hizo Suarez entonces? Leer el panorama y canalizar ese desencanto que ya estaba a la vista. Casi sin querer, obtenía su primera victoria política importante.

La Casa Rosada confirmó la firma de acuerdos por $3 mil millones para Mendoza

Pero a pesar de esto, los peronistas con poder territorial permanecen al margen; de hecho,

los intendentes del PJ mantienen altos niveles de aprobación en sus departamentos

, más allá de la imagen del presidente Fernández. Y,

quienes quizás están más vinculados con Casa Rosada, asimilan lo sucedido y muestran una reacción conciliadora

.

Esta nota habla de:
Te puede interesar