¿Y al intendente, quién le regala un mapa?

Una crítica desde San Rafael. ¿Por qué?

Kurt Ottosen

Mientras en los distritos de San Rafael, en los barrios más alejados, los jóvenes piensan en mudarse al centro sanrafaelino o bien a otra ciudad ante la falta de oportunidades y respuestas a los problemas diarios, el municipio, a través del Secretario de Gobierno, se encarga de regalarle un "Mapa Bicontinental" a las delegaciones distritales y barriales.

Nadie podría oponerse a la enseñanza y aprendizaje de la geografía, incluso mundial, pero... ¿es esa la función de una delegación? ¿es esa la necesidad de la ciudadanía? ¿O las preocupaciones están centradas en el hoy ferviente reclamo por un nuevo camión atmosférico; por plazas y calles iluminadas para combatir el delito; por exenciones fiscales distritales para fomentar la radicación de empresas en lugares donde ya no quedan fuentes de empleo genuino; por un programa de recolección de residuos eficaz; por cementerios en condiciones dignas; etc, etc, etc?

Evidentemente el mapa no es una necesidad de las delegaciones, sino del propio municipio, un municipio perdido, sin rumbo, con funcionarios que se desafían entre ellos buscando ganar protagonismo para suceder a Felix en las elecciones del año próximo mientras quiebran y ridiculizan la gestión, dejando como únicos perjudicados a los ciudadanos que solo piensan en cómo llegar a fin de mes.

Quizás deban agarran un buen mapa, pero uno de San Rafael, o una buena brújula ya que les gustan los elementos de geografía, y salir a caminar y dar respuestas a los reclamos sociales, porque créanme que son cada vez más pero que ninguno de ellos es pidiendo mapa! Un mapa, del que por cierto, estaría bueno saber cuánto costó.

Como dice el dicho popular, ya es hora de que se ubiquen en la palmera... muchachos, menos mapas y más calle.

Esta nota habla de: