Minería: qué les preocupa a las compañías que advierten que Mendoza se cierra al mundo

Aunque algunos celebran el mal resultado de Mendoza en el estudio del mundo minera internacional, al mirar el detalle fino de la encuesta nos encontramos con que los resultados nos alertan de lo que está mal a la hora de atraer a inversores de cualquier sector productivo.

Si se suma todo el dinero que invirtieron en exploración las compañías que participaron del informe del Fraser Institute durante el 2020, se llega a la suma de US$1.510 millones. En 2019, en tanto, destinaron US$ $ 1.530 al mismo fin.

Entonces, queda claro que las empresas que pusieron a Mendoza entre los peores cinco lugares del mundo para invertir en minería no son actores menores en el contexto internacional, considerando que hay pocas industrias que tengan niveles de inversión tan altos en las primeras etapas de su desarrollo.

Aunque las cifras mencionadas son considerables, sólo se refieren a la etapa de exploración (una de las etapas iniciales de todo proyecto minero) y son menores comparadas con la inversión que se realiza cuando un proyecto pasa de ser una idea a concretar las etapas de factibilidad. Un ejemplo cercano es Josemaría en San Juan, yacimiento de oro y cobre que acaba de presentar su Informe de Impacto Ambiental y que significará una inversión de más de US$3.000 millones.

Pero más allá de esos números, al analizar los resultados de una encuesta realizada particularmente para esta industria, también se puede ver dónde está parada Mendoza para recibir otro tipo de inversiones. Eso, porque gran parte de las preguntas que respondieron 276 actores de la actividad minera mundial son amplias y se pueden aplicar a todo tipo de sector productivo.

El cuestionario que se les entregó y que consideró 15 aspectos, tiene sólo cuatro relacionados estrictamente con la actividad minera, siendo el resto cuestiones que pueden preocupar a cualquier inversor. De tal forma, no podemos decir que sólo la oposición a la actividad le jugó en contra a Mendoza, porque la mayoría del cuestionario tiene que ver con cuestiones generales que cualquier compañía podría consultar antes de invertir por estos lados.

Los 11 temas que no tienen que ver directamente con la minería y que se presentaron en la encuesta son:

-Incertidumbre con respecto a la administración, interpretación o cumplimiento de las regulaciones existentes.

-Duplicación e inconsistencias regulatorias (incluye federal-provincial, federal-estatal, superposición entre departamentos, etc.)

-Sistema legal (procesos legales que son justos, transparentes, no corruptos, oportunos, administrados eficientemente, etc.) 

-Régimen tributario (incluye impuestos personales, corporativos, laborales, al capital y de otro tipo, y la complejidad del cumplimiento tributario).

-Infraestructura (incluye acceso a carreteras, disponibilidad de energía, etc.).

-Acuerdos socioeconómicos / condiciones de desarrollo comunitario (incluye los requisitos de compre local, o el suministro de infraestructura social como escuelas u hospitales, etc.)

-Barreras comerciales (barreras arancelarias y no arancelarias, restricciones a la repatriación de ganancias, restricciones monetarias, etc.).

-Estabilidad política.

-Regulaciones laborales / acuerdos salariales y sindicalismo / huelgas.

-Nivel de seguridad (incluye seguridad física debido a la amenaza de ataque de terroristas, delincuentes, grupos guerrilleros, etc.).

-Disponibilidad de mano de obra y calificación.

Mendoza es el quinto peor lugar del mundo para invertir en minería

 Entonces, cabe preguntarse si los representantes de las compañías que participaron del estudio del Fraser Institute sólo consideraron la oposición a la minería para calificar a Mendoza en un lugar de 73 de 77 participantes o también se le dio una baja nota por otros factores.

El Índice de Atractivo de Inversión, el puntaje final que se entrega a cada jurisdicción, se construye ponderando el Índice de Potencial Mineral (60%) y el Índice de Percepción de Políticas (40%).  

Cuesta pensar entonces que con el potencial geológico -un punto muy positivo- y con buenos resultados en los 11 puntos anteriores, la provincia haya quedado tan atrás en el ranking. Eso implica, entonces, que tampoco tuvo buenos resultados en varios de los once ítems que mencionamos fuera de lo estrictamente minero.

Por eso, cuando se celebran malos resultados para la provincia en un escaneo realizado por inversores, por más que sean mineros, estamos teniendo una visión muy pequeña de lo que es el mundo y realmente nos estamos cerrando a entender ciertos mensajes en momentos en que se necesita que Mendoza sea atractiva para las inversiones.

Todo tiene que ver con todo, e incluso una encuesta minera en la provincia más antiminera de la Argentina puede entregar datos valiosos para mirar en qué se está fallando y cómo se pueden generar cambios y enmendar el rumbo para atraer inversiones de todo tipo. 

Lo cierto es que a Mendoza no llegan inversiones que puedan generar un impacto relevante (mover la aguja del PBG). En el caso de las mineras ya sabemos que no vienen por las campañas de los sectores "anti" que generan temor en la población, pero cabe preguntarse por qué de otros sectores productivos tampoco vienen.

¿No será qué si respondemos a los 11 temas nos encontramos que no sólo le cerramos la puerta a la minería, sino que a todo el mundo? Por eso, la encuesta Fraser va más allá de una mera calificación de un grupo de personas que se dedican a la minería, es la visión que tienen en el mundo respecto a la forma en que se hacen las cosas en la provincia, más allá de las banderas que se enarbolan bajo la premisa de la supuesta defensa del agua. Hay que escuchar todos los mensajes, incluso esos que algunas personas prefieren ignorar, pero que muestran lo que podemos estar haciendo mal.

Esta nota habla de:
Más de Opinión
Comisión de Enlace: "El sector agropecuario en alerta"

Comisión de Enlace: "El sector agropecuario en alerta"

El documento completo de la Comisión de Enlace del Campo. Sostienen: "No deja de asombrarnos que, en el momento en que el país más necesita la cohesión para salir del atolladero en el que se encuentra como consecuencia de la grave crisis sanitaria, económica y social en la que se encuentra, el Gobierno nacional decida cerrarse así sobre sí mismo".