Por qué el coronavirus debería ser menos agresivo en Argentina que en Italia

José Ignacio Lilloy analiza un factor que podría resultar alentador a la hora de analizar la propagación de la pandemia en la Argentina: la cuestión demográfica. La comparación con la concentración poblacional en el origen del covid-19 en Italia.

José I. Lilloy

Es evidente que contemplar a la distancia la experiencia de países europeos y asiáticos ayuda a que nuestro país tenga el tiempo a su favor. Pero más allá de esta ventaja hay otras dos variables de vital importancia para que Argentina no sufra el coronavirus como Italia: Tiempo de reacción y densidad poblacional.

Tiempo de reacción y calidad de la cuarentena

 

En el caso de Italia el primer paciente con coronavirus fue confirmado el 31 de enero de 2020. Italia decretó la cuarentena en 11 municipios el 21 de febrero. Sólo en 11 municipios. Luego a medida que la enfermedad comenzó a propagarse en la población el país europeo decretó la cuarentena de sólo 26 provincias el 8 de marzo y hasta la actualidad. El Gobierno tardó 37 días en establecer una cuarentena parcial, ya que Italia cuenta con más de 110 provincias, entre provincias y ciudades metropolitanas.

Argentina tuvo su primer caso de coronavirus confirmado el 3 de marzo de 2020. ¿Y qué hizo Argentina? Declaró cuarentena total a 17 días del primer caso. Cabe mencionar que 4 días antes ya los hospitales, farmacias y muchos comercios habían tomado medidas que se asimilaban a una cuarentena autoimpuesta: El metro de distancia entre personas, los barbijos, lavandina y alcohol en gel.

Es decir que Argentina demoró 20 días menos en tomar medidas serias que Italia. Italia a los 37 días del primer caso, Argentina a los 17 días. También vale enfocarnos en que mientras en Italia solo 26 provincias de 110 están en cuarentena, en Argentina la cuarentena es nacional. Y por último y no menos importante, en nuestro país las fronteras entre provincias están también cerradas.

Cuando Italia decretó la cuarentena parcial (sólo 26 de sus 110 provincias) ya tenía más de 6.000 casos confirmados. Argentina impuso la cuarentena total nacional con 128 casos confirmados.

Densidad poblacional

Tomemos por caso La Lombardía italiana y Buenos Aires, dos territorios densamente poblados, lo cual influye directamente sobre la velocidad de contagio de la enfermedad.

La Lombardía se compone de 12 provincias entre las que se encuentran Milán, Bérgamo y Brescia. Esta zona es el foco más problemático de coronavirus en el país europeo. La región registra más de 3.000 muertos, mientras que en toda Italia la cifra es de 4.825 al 22 de marzo. Sólo en Bérgamo ya se han registrado más de 4.000 infectados. En Lombardía viven 10 millones de personas en una superficie de 23.000 km2. Podemos decir que es una zona superpoblada, lo que favorece la cercanía y por tanto el contagio más agresivo del virus.

Hagamos un paralelo con una zona superpoblada de Argentina. Para el análisis anexemos a Buenos Aires la Capital Federal. Casi medio país vive en Provincia y Capital Federal, por lo que serán útiles para ensayar una comparación con La Lombardía.

En estos dos distritos viven 20 millones de personas en una superficie total de 307.774 km2. Al 22 de marzo Buenos Aires y Capital federal registran 153 infectados y 3 fallecidos. En términos comparativos, Buenos Aires y Capital federal juntas tienen un territorio 13 veces más grande que La Lombardía, mientras sólo la duplican en población. Si consideramos que la densidad poblacional es un factor de contagio, Buenos Aires debería presentar una curva de contagios mucho más lenta que la región italiana, por lo menos 5 o 6 veces más lenta si la densidad poblacional fuera la única variable.

Si esto lo trasladamos a las superficies de cada país sabemos que en Italia viven 60 millones de habitantes en 301.338km2 y en Argentina viven 45 millones de personas en 2,78 millones de km2. Es decir que la superficie de Italia es 7 veces menor que la de Argentina, y viven más de 15 millones de personas que en Argentina.

Más allá de los miedos naturales a lo desconocido, podemos aventurar que Argentina está en mejores condiciones que Italia para enfrentar esta amenaza, principalmente por reaccionar antes a la amenaza del virus y por la menor densidad poblacional. Todo esto no servirá de nada sino manejamos otra variable que no es estable ni se mide en kilómetros: Respetar la cuarentena y tomar los recaudos necesarios para que la curva de contagios no se acelere.


Esta nota habla de:
Más de Opinión
La desinvitación a Sergio Moro en la UBA: un extraño viaje en el túnel del tiempo
Emilio García Méndez

La desinvitación a Sergio Moro en la UBA: un extraño viaje en el túnel del tiempo

Emilio García Méndez, profesor titular de Criminología en a Universidad de Buenos Aires, rescata el hecho insólito de que justo allí hayan censurado la presencia del exministro de Justicia de Brasil, el investigador del Lava Jato Sergio Moro.
Trump contra las redes sociales
Roger Senserrich

Trump contra las redes sociales

"Es bien conocido que Trump, como ser cabal y estable que es, iba a tomarse eso de que le corrijan en público a buenas".
¿A nadie más le preocupa que no tengamos un plan pospandemia?
Edu Gajardo

¿A nadie más le preocupa que no tengamos un plan pospandemia?

Pasan las semanas y Mendoza tiene mayor flexibilidad en medio de la cuarentena. Aunque no hay que descuidar las medidas, es tiempo de comenzar a conocer los planes para reactivar la economía pospandemia.