Cómo mejorar la política y la institucionalidad

Este es un aporte a un debate necesario que debería culminar en decisiones de cambiar para que la Argentina deje de estar aislada, transforme su realidad en favor del conjunto social y se integre de forma definitiva en el mundo actual. Abre la discusión desde aquí el Dr. Enrique Quesada.

Enrique Quesada

Se habla de que no es posible obtener resultados diferentes si hacemos siempre lo mismo. Argentina lleva décadas sin encontrar el rumbo ni un proyecto de país que sea innovador y estimulante, que convoque y anime a los ciudadanos a esforzarse para lograr un país mejor para todos. Las propuestas que exponemos son ciertamente disruptivas y difíciles de alcanzar, especialmente si se pretende que sus resultados sean rápidos. Los cambios de gran calado son, por el contrario, complejos, discutidos, lentos y necesitados de un liderazgo democrático capaz de convencer y lograr acuerdos amplios.

Este es un aporte a un debate necesario que debería culminar en decisiones de cambiar para que la Argentina deje de estar aislada, transforme su realidad en favor del conjunto social y se integre de forma definitiva en el mundo actual.

Saber y decir claramente qué modelo de sociedad queremos. ¿Capitalismo humanizado o populismo neo marxista? La gente quiere saber a dónde nos llevan los políticos. La frase que resume la opción por el capitalismo humanizado es de Willy Brandt adoptada luego por toda la socialdemocracia europea de los 70 y 80: "Estado todo el necesario, Mercado todo el posible". El motor de la producción y el crecimiento es el mercado y su capacidad de invertir con riesgo. En este orden, el Estado tiene como misión humanizar el capitalismo y evitar sus posibles excesos asegurando la equidad de acceso a un mínimo de bienes y servicios a todos, en especial a quienes pese a su esfuerzo no alcanzan a subvenir sus necesidades básicas. Los servicios que el Estado debe garantizar con su presencia son educación, justicia, salud, seguridad, medio ambiente. El modelo organizativo es la democracia representativa, republicana y federal, aunque con modernización respecto al esquema actual garantizando la independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

La economía. Los problemas crónicos de la economía (inflación, estancamiento, deterioro del salario real, desocupación, pobreza, desinversión, evasión, etc.) no son solo un problema económico sino consecuencia de 70 años de inestabilidad política, deterioro institucional, corrupción, populismo seudodemocrático, deterioro de la educación, etc. Por lo tanto, las medidas como dolarizar o ir a una economía bimonetaria no serán efectivas en tanto no se corrijan los factores múltiples que causan los efectos que indicamos.

Iniciar un proceso de reforma de las instituciones del Estado que incluya entre otros los siguientes temas:

-Cambiar el sistema presidencialista actual por un sistema parlamentario para disminuir el poder presidencial, mejorar el control del PE por el PL y posibilitar el mecanismo de eventual relevo del primer ministro por medio de moción de censura. Introducir la figura de primer ministro surgido de la mayoría o acuerdo de fuerzas parlamentarias, en la cual recae la responsabilidad del ejecutivo nacional. Mantener la presidencia de la Nación como la Jefatura del Estado.

-Reformular la organización nacional estableciendo un nuevo modelo de federalismo, no ya por provincias sino por regiones autónomas con gobierno independiente y cámara legislativa única.

-Reducir las fuerzas armadas (ejército, marina y aeronáutica) lo más posible para disminuir a su mínima expresión el gasto militar. Las fuerzas armadas argentinas son caras, ineficientes e ineficaces. Argentina destina el 1% de su PBI a gastos militares (lo mismo que Suecia) y no obtiene por ello servicios útiles al conjunto social. Vender por licitación pública las propiedades de las fuerzas armadas estableciendo criterios racionales y sociales sobre su utilización futura. Destinar los recursos obtenidos por venta de activos o ahorro a fortalecer las fuerzas de seguridad interior y de fronteras.

-Prohibición de la reelección de todos los cargos electivos.

-Eliminación de la estabilidad en el empleo público.

-Establecer que los legisladores nacionales y regionales reciban la misma retribución que percibían en su trabajo anterior a ser electos.

-Realizar un proceso de regionalización dentro de cada provincia (menos municipios) para disminuir el número de funcionarios municipales vinculados con la política (intendentes, concejales). Establecer que el cargo de concejal sea ad-honorem.

-Elevar las exigencias de edad, capacitación, experiencia y trayectoria personal y profesional para optar por cargos electivos de alto nivel (legisladores, concejales), de la justicia (jueces, fiscales) y de las fuerzas de seguridad (policías, gendarmes, prefectos, etc.).

-Impedimento para el ejercicio de cualquier cargo público a personas imputadas o condenadas por cualquier delito penal, civil o comercial.

-Establecer el voto voluntario en las elecciones municipales, provinciales y nacionales.

Iniciar una lucha sin cuartel contra la corrupción en cualquiera de sus formas

-Adherir a un "Nunca más" de la corrupción, similar al que se hizo contra cualquier tipo de terrorismo.

-Exigir una Justicia honesta, eficiente y eficaz en todos los niveles y jurisdicciones para llegar hasta el final en todos los casos que se denuncien.

-Demandar a los políticos de todos los partidos que se manifiesten en contra de los hechos de corrupción.

-Queremos responsables políticos elegidos por votación o ejecutivos que ocupen cargos públicos o privados diciendo por escrito que no ofrecerán prebendas ni recibirán dinero en el ejercicio de sus funciones.

- Autoexigirnos ejercer nuestras funciones personales o profesionales con responsabilidad, honestidad, eficiencia y equidad.

-Aumentar las penas por casos de corrupción

Adscribir a Argentina en el concierto de países occidentales democráticos y respetuosos de todos los derechos individuales y sociales. Terminar con el aislamiento del país y aún más con la adhesión a países que no respetan la democracia republicana, la división de poderes y los derechos básicos de los ciudadanos. Con esos principios, mantener relaciones útiles con todos los países del mundo.

Establecer un sistema fiscal de imposición progresiva de impuestos a la renta a partir de un ingreso básico no imponible. A partir de esa base, definir una escala de porcentaje de los ingresos personales o de empresas que se deben aportar al Estado en carácter de impuestos. Terminar con el tema de las "retenciones", eufemismo para disfrazar un impuesto que debe estar incluido en el impuesto general a la renta. Exigir un sistema transparente de asignación de los recursos recaudados y rendición de cuentas de la utilización de los mismos.

Invertir el modelo actual de coparticipación. Teniendo en cuenta que en Argentina las provincias antecedieron a la Nación, establecer que la recaudación del total de impuestos sea provincial (regional en el modelo propuesto) y la coparticipación sea de las provincias a la Nación a fin de subvenir las funciones delegadas a la misma (control militar y sanitario de fronteras, justicia federal, relaciones exteriores, prevención y tratamiento de catástrofes naturales y provocadas que superen la capacidad regional, etc.)

Disminuir el número y la dotación de personal y económica de las representaciones diplomáticas regionalizando su competencia y para reducir costos. Embajadas por regiones y no por países sobre la base de que no todos los países tienen igual importancia política y comercial para Argentina. Reservar embajadas por país para aquellos con relaciones de mayor relevancia, ya sea por la presencia de más ciudadanos argentinos o por mayor intercambio comercial. Limitar al máximo los embajadores denominados "políticos".

Eliminar las subvenciones, transferencias o donaciones estatales nacionales, provinciales o municipales a organizaciones políticas, empresariales o religiosas. Derogar las leyes actuales que las permiten. De forma optativa los ciudadanos podrán decidir qué proporción de alguno de sus impuestos se destinará a determinada organización de cualquier naturaleza.

Establecer un sistema de selección de los jueces y fiscales moderno, basado en el mérito, la experiencia y la trayectoria, manteniendo la exclusividad de dedicación a la justicia y por tanto una retribución justa. Sin embargo, definir que, desde el punto de vista fiscal, los funcionarios judiciales son iguales a los demás ciudadanos. Revisar, para agilizarlo, el sistema de remoción de jueces y fiscales.

Rediseño del sistema de salud. El sistema actual es anárquico, no coordinado, caro e insatisfactorio para quienes trabajan y para sus usuarios. Por lo tanto, se requiere un amplio y profundo proceso de cambios consensuados entre las fuerzas políticas para lograr su estabilidad en el tiempo. Los cambios deben plasmarse en una ley marco nacional que determine con claridad las funciones del sistema (rectoría, financiación, seguro y compra de servicios y provisión de servicios) así como la separación de su gestión y responsabilidad. De forma resumida, la rectoría permanece de forma compartida entre nación y regiones, la función de financiación estará a cargo de un fondo único alimentado por aportes de las personas, empleadores y Estado, el seguro y compra estará a cargo de entes primarios de titularidad diversa libremente elegidos por los ciudadanos y la provisión de servicios será responsabilidad de redes públicas, privadas o mixtas, basada en la atención primaria de la salud.

La Educación es primera prioridad. Se trata de un servicio público que puede ser provisto por entes estatales o privados, universal y de alta calidad en los niveles obligatorios (primaria y secundaria). Se debe subsidiar la demanda para que las familias puedan decidir, mediante la selección del centro educativo (público o privado), el destino de los recursos. Los centros privados podrán, por acuerdo, percibir suplementos por parte de las familias. La educación universitaria pública debe ser arancelada para todos. Los estudiantes que no posean recursos dispondrán de créditos de bajo interés a devolver una vez titulados. Promoción de la investigación universitaria mediante relación con la empresa privada. Planificación de la oferta educativa universitaria de acuerdo a las necesidades de la población.

Reforma laboral para adaptar las relaciones laborales a las características que asume actualmente la producción de bienes y servicios, tanto en el ámbito estatal como privado. Esta reforma debe incluir la flexibilidad en el trabajo, retribuciones vinculadas al desempeño, la eliminación de la intangibilidad del empleo público. Las relaciones entre empleadores y trabajadores se regirán por un único derecho laboral. Regulación del derecho de huelga estableciendo la necesidad de autorización judicial previa de las medidas de fuerza.

Reformular la legislación que regula los partidos políticos

-Aumentar el número de afiliados requerido para autorizar un partido político de distrito

-Establecer que para su actuación a nivel nacional un partido político debe estar autorizado en por lo menos el 50% de los distritos regionales (antes provincias).

-Aumentar los requisitos exigibles para el ejercicio de la autoridad en los partidos políticos.

-Impedimento para ejercer cargos partidarios, electivos o ejecutivos a personas imputadas o condenadas por delitos civiles o penales de cualquier índole.

EL AUTOR. Enrique Quesada. Médico especialista en Salud Publica y Gestión Hospitalaria.






Esta nota habla de: