Suarez y Larreta; Cornejo y Macri: dos esquemas distintos para el mismo equipo

Suarez y Rodríguez Larreta comparten una historia de trabajo político juntos, que construyeron desde la gestión como "alcaldes".

El gobernador Rodolfo Suarez recibió a su par porteño Horacio Rodríguez Larreta. Las señales que ambos dieron fueron tanto externas, para el consumo de la ciudadanía, como internas, para sostener la cohesión dentro de la alianza Cambiemos/Juntos por el Cambio, o como vaya a ser que se denomine en el futuro.

Además de los temas que filtraron a la prensa, en las conversaciones no faltaron menciones a la situación de la oposición y al rol que les toca frente a un gobierno nacional de signo diferente, en este tiempo post Mauricio Macri, en donde aun hay facturas de intercambio que pueden afectar a sus tareas al frente de los gobiernos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Mendoza.

Ambos han mantenido prudencia. Los dos se conocen y trabajan en temas de gestión en común desde que Suarez era intendente de la Ciudad de Mendoza y -como también lo hiciera Godoy Cruz- trajo a las autoridades del Teatro Colón e instalaron un trabajo de intercambio en materia de innovación tecnológica y turismo.

 

Pero hay más. Ya desde hace varios años Suarez integra un grupo de trabajo de gestores estatales que preside Rodríguez Larreta y al que en más de una oportunidad señalaron desde la prensa porteña como su propia catapulta presidencial. El actual gobernador de Mendoza, por afinidad personal más que por adhesión política, fue el único radical que integró ese espacio de diálogo y debate.

Allí radica entonces el otro polo de la oposición a Alberto Fernández, sujetos a los lineamientos partidarios, pero no silenciados. Por el contrario, ambos mantienen sus propios perfiles ante los liderazgos de Alfredo Cornejo, que preside la UCR, Mauricio Macri (que delegó el suyo del PRO en Patricia Bullrich), la díscola Elisa Carrió y Miguel Pichetto, la última incorporación del espacio.

De allí que la de Rodríguez Larreta no se trate solamente de una visita prevendimial ni turística, y de replanteo de puntos en común en materia de gestión. Lo partidario y temas centrales para el sostenimiento de la gobernabilidad, como es el vínculo entre recaudación y coparticipación, los convoca más que los chisporroteos de posiciones simbólico ideológicas. Esa tarea -que también alimenta la identidad en un país con un ecosistema político en constante reconfiguración- queda para otros protagonistas, que hoy no representan lo concreto de enfrentar el desafío de gobernar, pero cuya presencia sigue siendo imprescindible, aunque en otra dimensión de la tarea política.

Esta nota habla de:
Más de Opinión
La desinvitación a Sergio Moro en la UBA: un extraño viaje en el túnel del tiempo
Emilio García Méndez

La desinvitación a Sergio Moro en la UBA: un extraño viaje en el túnel del tiempo

Emilio García Méndez, profesor titular de Criminología en a Universidad de Buenos Aires, rescata el hecho insólito de que justo allí hayan censurado la presencia del exministro de Justicia de Brasil, el investigador del Lava Jato Sergio Moro.
Trump contra las redes sociales
Roger Senserrich

Trump contra las redes sociales

"Es bien conocido que Trump, como ser cabal y estable que es, iba a tomarse eso de que le corrijan en público a buenas".
¿A nadie más le preocupa que no tengamos un plan pospandemia?
Edu Gajardo

¿A nadie más le preocupa que no tengamos un plan pospandemia?

Pasan las semanas y Mendoza tiene mayor flexibilidad en medio de la cuarentena. Aunque no hay que descuidar las medidas, es tiempo de comenzar a conocer los planes para reactivar la economía pospandemia.