Un Día del Estudiante distinto

Va a quedar en la historia como el primer 21 de septiembre "pandemial".

Adrián Reche

Este lunes vamos a celebrar el día del estudiante y el comienzo de la primavera. Pero ya sabemos que no va a ser nada parecido a lo que conocimos siempre.

Va a quedar en la historia como el primer 21 de septiembre "pandemial".

Sin bandas tocando en el parque, ni picnics en las plazas, el Valle, El Nihuil o Los Reyunos.

No se va a poder festejar por la calles ni juntarse en los patios de las casas, y por todas partes vamos a ver puestos de control de la policía para desalentarnos a salir, pero eso es lo que menos debe importarnos, porque no es por la fuerza que pretendemos impedir un festejo merecido, sino porque necesitamos pedirte que por esta vez, nos des una mano.

Sabemos que este año fue difícil para vos, que aunque tal vez festejaste al principio no tener que levantarte temprano o perderte una tarde entera en la escuela, al poco tiempo te aburriste. Porque te quedaste sin vida social, salidas, juntadas, boliches y dejaste de ver a tus amigos.

Todos hablan de lo mal que la pasan en la pandemia, la economía, el dólar, las peleas políticas y etc etc... Y nadie te felicitó porque hiciste el aguante mucho más de lo que podrías haberte imaginado. Aprendiste a ayudar en las tareas de la casa, hiciste un montón de tarea online en vez de jugar al Free Fire y ya perdiste la cuenta de los días de encierro.

Por eso voy a pedírtelo, porque sé que entendiste mucho mejor que nosotros, "los grandes" y porque sé que podemos contar con vos.

Por favor, este 21 no salgas. Para cuidar a tu familia. Para que tu mamá o tu papá puedan seguir trabajando, incuso los que si se enferman van a seguir cobrando un sueldo, porque ellos pueden contagiar a quien tal vez no lo haga.

Pensá en los mayores y no tanto, que pueden enfermarse seriamente; en los padres de tus amigos, en tus abuelos y en cualquier persona que quieras.

Entonces, mi querido millennial o integrantes de la más nueva Generación Z, aunque estás agotado, voy a rogarte que aguantes un poco más y en 2021, vamos a tener el día del estudiante más importante de todos, porque este que nos vemos obligados a celebrar "virtualmente" nos va a mostrar claramente las hermosas ventajas que tal vez antes no veíamos.

Por el personal de la sanidad, que el mismo lunes celebra su día y no para de trabajar un minuto desde que empezó este desastre, por las mismas fuerzas de seguridad que no van a impedirte festejar porque tengan ganas, sino por el contrario, te puedo asegurar que ellos también se unirían a vos si pudieran.

Por ellos, por nosotros, por tu familia y las de todos tus seres queridos, por vos... Este 21, quédate en casa y ¡feliz día del estudiante! 

Más de Opinión
Con permiso, divinidad

Con permiso, divinidad

Que las infinitas identidades y sus respectivos derechos humanos no queden supeditadas a dogmas milenarios religiosos parece una obviedad a recalcar, pero la reflexión de hoy permite enfatizar y repetir, casi insistentemente, lo imperativa que resulta la conversación sobre la separación de la iglesia y el Estado.