Ajuste a los jubilados: qué dijo Ramón en nombre del peronismo

La Cámara de Diputados logró la sanción de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, impulsada por el gobierno nacional. La norma cosechó 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención.

Tras un debate de más 10 horas, marcado por algunos momentos picantes, el oficialismo consiguió durante la última sesión del año en la Cámara de Diputados la sanción de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, impulsada por el Gobierno nacional. La norma cosechó 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención.

Para la aprobación de la iniciativa, el Frente de Todos logró el apoyo de distintos bloques provinciales. Uno de ellos fue la bancada de Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, con cuatro legisladores. Por el Interbloque Federal también acompañaron su titular, Eduardo "Bali" Bucca, y Andrés Zottos, ambos del bloque Justicialista.

El oficialismo contó, también, con el respaldo de los seis miembros del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón; de los dos diputados de Acción Federal, y de la neuquina Alma Sapag.

La curiosa forma de la Cámara de Diputados de titular los discursos en YouTube

Una vez más, el Interbloque Federal se dividió a la hora de la votación, ya que lo hicieron negativamente los tres diputados de Consenso Federal -Alejandro "Topo" Rodríguez, Jorge Sarghini y Graciela Camaño-; y los santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez, cada uno con su propio monobloque. Los únicos a favor fueron, como se mencionó, los cordobeses, Bucca y Zottos.

Los discursos de los mendocinos

En contra, los radicales

"Dime de qué te jactas y te diré de qué careces", empezó Luis Petri su alocución en el Cogreso sobre el ajuste a los jubilados, en referencia al presidente Alberto Fernández, quien "siempre que puede remarca que hay que cuidar el valor de la palabra". "Está mintiendo", acusó, "porque a los jubilados les prometió un 20 por ciento de aumento con el pago de Lelics", dijo. "No solo no les aumentó sino que los ajustó por decreto; no lo digo yo, sino que lo dicen las propias estadísticas". 

Petri sostuvo que "la política previsional puede ser calificada como una estafa". El video:

La radical Jimena Latorre se refirió a la "reducción de los derechos de los jubilados", con "el ajuste de los haberes jubilatorios de parte de un gobierno que venía a aumentarlos". Dijo que "veníamos a dar un debate de fondo sobre el sistema jubilatorio". Le reclamó "coherencia" al peronismo y denunció que la fórmula jubilatoria en discusión "fue creada por fuera de la comisión" legislativa que trabajaba el tema. "A poco de ponerse el traje de oficialismo empezaron con el ajuste a los jubilados", dijo Latorre.

El radical sanrafaelino Federico Zamarbide se refirió a las palabras en 2017 de Axel Kicillof, cuando dijo "parece que es una costumbre de los gobiernos neoliberales agarrárselas con los jubilados". "Entonces, el kirchnerismo se ha vuelto neoliberal", reflexionó el legislador mendocino, quien le reclamo que también impulsaron el proyecto de "solidaridad" con el cual ya le habían bajado los haberes a los jubilados. Luego reclamó que "las oficinas de la Anses estuvieron cerradas durante meses, negándoles el derecho a los jubilados". En una analogía, dijo que "el poder adquisitivo del jubilado equivalía a unos 60 kilos de asado y ahora, a unos 40". "Todo esto -remarcó- se está haciendo con los sindicatos callados".

El exgobernador mendocino Alfredo Cornejo aceptó que "la crisis previsional arrastra muchísimos años y atañe a toda la clase política argentina", pero sostuvo que "cuando generalizamos nadie se hace cargo de las responsabilidades". Entonces, sostuvo que "si todos somos responsables d esta crisis, nadie es responsable de lo que pasa ni tampoco de lo que pasará".

Cornejo sostuvo que "es una calamidad estar con dirigentes políticos que son cortoplacistas que por ganar una elección son capaces de prometer 20% de aumento y luego prácticamente congelarles su haber jubilatorio, como es Alberto Fernández". "No lo dijo una sola vez, sino varias veces durante la campaña", acusó. "Lejos de no cumplir, les está achicando el poder adquisitivo a los jubilados, a los más pobres y no a los regímenes especiales", dijo. El video:

José Luis Ramón, la única voz mendocina que defendió la posición del peronismo

El diputado nacional por Protectora, que preside un interbloque denominado Unidad y Equidad para el Desarrollo José Luis Ramón dijo que "aun no siendo la mejor fórmula que se puede establecer, es una fórmula que mira en positivo. Y mirar en positivo es mirar una vida que se pueda proyectar, no una medida de caos". Los diputados nacionales del peronismo Alejandro Bermejo, Marisa Uceda y Omar Félix no hablaron en la sesión y dejaron que Ramón expresara su pensamiento.

En su discurso, el diputado mendocino se plantó en el papel de las terceras fuerzas, al señalar que "vemos en el Congreso que se discuten una y otra vez los mismos temas (...) Pareciera ser que siempre el que tiene la fuerza de los votos hace que se impongan las ideas políticas, pero al no haber consenso, para adoptar una decisión que se traslade en el tiempo como una política de Estado, así es como tenemos a nuestro país".

En ese camino, auguró que "vamos a seguir teniendo estos problemas que tienen que ver con la indefinición de los temas que se deben tratar en el Congreso. Me preocupa esta situación, porque como diputado de la minoría del sector de la Cámara que necesariamente nos toca moderar y estar a favor y en contra de un proyecto, siempre caemos en la bolsa que la toma de decisiones siempre están signadas por la duda".

Ramón recordó cuando en los 90 se produjo el traspaso de las cajas de jubilación a las AFJP, cosa que calificó como "un negocio para las empresas y un tremendo mal negocio para quienes debíamos proteger. Y era un gobierno justicialista". A continuación, recordó también la violencia registrada en las dos sesiones en que durante la gestión de Cambiemos, en 2017, se aprobó una nueva fórmula jubilatoria. "Veníamos de una fórmula que le había permitido estar un 26% por encima de la inflación, ¿cómo podía ser posible que fuéramos a tratar algo que disminuyera sustancialmente los haberes? Se priorizó el déficit de la caja de previsión, y no el mandato constitucional que es dar ventajas a nuestros adultos mayores", apuntó.

Ramón señaló que "ese marco este año cambió. Dimos acuerdo para suspender la aplicación de esa fórmula porque vimos que las cuentas del Estado estaban en malas condiciones. Entonces vamos a acompañar eso, dijimos, porque en un plazo de 6 meses el que estaba gobernando dijo ‘vamos a establecer una fórmula'".

Para Ramón, "si queremos lograr una política de Estado, todos tenemos derecho de participar y llegar a un consenso. Eso no es hacer arreglos espurios". Así las cosas, reivindicó el rol de las terceras fuerzas, porque "nos damos cuenta de que los dos frentes en manera alternativa se disputan el poder, pero los temas fuertes que afectan los intereses de los trabajadores no se terminan de resolver".

A continuación, consideró "muy loable discutir sobre la fórmula". Defendió los temas "técnicos" de la misma, pero aclaró: "No nos engañemos, no digamos desde un frente que la fórmula que se está aplicando ahora es perniciosa para los jubilados; la verdad que la fórmula que se está aplicando ahora es lo mejor que se ha podido lograr. Incluso los bloques del medio fuimos los que sugirieron qué pasa que se tiene que ajustar cada 6 meses, y en el Senado lo entendieron, pusieron cada 3 meses. ¿Qué pasa con ese adelanto que dieron para el 2020, lo van a tomar a cuenta? No, echaron para atrás, y eso es correcto".

La emprendió entonces contra "los agoreros del mal", reclamando "que se pongan de acuerdo las fuerzas políticas, porque si hay algo que quienes están gobernando y quienes estamos en la oposición tenemos que resolver, es el mejor vivir del pueblo y aquellos que están en mala posición económica".

En definitiva, consideró que "la fórmula que se va a resolver en la votación es la que rigió durante 8, 9 años, en un país que permitió que el haber de los jubilados se favoreciera en un 26%. Y la verdad que yo tengo el deseo de que la Argentina, rebote, porque esta Argentina que se paralizó fruto de la pandemia, y en ese rebote tengo la visión de que los ingresos de las cajas de jubilación van a mejorar. Entonces, a los agoreros del mal que quieren que (la fórmula) tenga un techo, la inflación es algo que se tiene que detener. No vamos a vivir toda la vida de inflación... No le pongamos un techo a los haberes de nuestros abuelos".

Reconoció que este proyecto no tiene las mejores condiciones, "porque si el país continúa en las condiciones que estamos, la verdad que los jubilados la van a pasar muy mal", pero reivindicó que esta fórmula "da previsibilidad hacia adelante".

Y concluyó señalando que "fuere como fuere, la fórmula es una que da previsibilidad hacia adelante. Me satisface que lo estemos discutiendo; no me satisface que lo estemos haciendo a escondidas, cuando se está discutiendo la interrupción del embarazo en el Senado". Por eso, advirtió que "picardía que esto pase livianito y que nadie se entere de que tratamos esta fórmula. Necesitamos dar un mensaje: hay que debatir los temas fuertes".

Esta nota habla de: