Gastos de pandemia: diferencias dentro de la oposición por la auditoría de la AGN

Los radicales Rodríguez y Nieva aprobaron el informe del goboerno sin salvedades, pero Pichetto dijo que encontró "graves irregularidades".

En un nuevo cortocircuito dentro de Juntos por el Cambio, el radicalismo aprobó sin ningún cuestionamiento el informe enviado a la Auditoría General de la Nacion (AGN) sobre gastos que realizó el Estado para contener la pandemia del coronavirus. Sin embargo, Miguel Ángel Pichetto le hizo varias críticas al informe y firmó un dictamen de rechazo, advirtiendo serias irregularidades.

Los radicales Jesús Rodríguez (que preside la AGN) y Fernando Nieva, no hicieron objeciones sobre el informe enviado, que se trataba de un préstamo de 35 millones de dólares tomado con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) para comprar insumos médicos necesarios para enfrentar la pandemia de Covid.

A ese préstamo, el ministerio de Salud le agregó una inversión de 58 millones de dólares, es decir, el informe es por un total de 93 millones de dólares que se utilizaron para comprar insumos.

Sin embargo, Pichetto reclamó que los documentos presentados, "en muchos casos no ha permitido brindar evidencias suficientes acerca del criterio de selección de las empresas (a las que se les compró material) y de las estimaciones de precios en su relación con los precios de mercado. Todo lo cual dificulta determinar que los precios hayan sido razonables y la contratación eficiente."

Entre las falencias que encontró Pichetto hay compras que se pagaron antes de recibir el material, contrataciones hechas antes de la fecha de aprobación de los pliegos licitatorios, pagos por montos mayores a los presupuestados y otras irregularidades.

Sin embargo, los radicales señalaron que la auditoría era sólo financiera y que no se trataba de investigar si la gestión era buena o no.

"En la comisión de deuda pública de la AGN hemos trabajado exhaustivamente en este informe que, insisto, se trata de los estados financieros de un programa que se ejecutó durante la emergencia. Con nuestros equipos nos manejamos con extrema rigurosidad y si estamos aprobando este informe es porque hemos comprobado que se ha ajustado a las normas de la auditoría y se pudo verificar la fuente y el uso de los recursos destinados a este programa", expresó Nieva, según publicó La Nación.

Pero Pichetto opinó que la gestión también debió tenerse en cuenta en la auditoría: "El informe debió haber sido aprobado con salvedades. Aquí no se trata de un mero estado contable sino de actos administrativos que hacen a la función pública", sostuvo.

Esta nota habla de: