Colombia advirtió a EEUU que no reemplace el petróleo ruso con suministro venezolano

Funcionarios del gobierno colombiano le dijeron al Financial Times que reclutar al régimen de Nicolás Maduro de Venezuela para suministrar más petróleo sería políticamente problemático y técnicamente inviable. "No me corresponde juzgar ni justificar", dijo Iván Duque, presidente de Colombia. "Pero nada va a cambiar mi opinión acerca de que Maduro es un criminal de guerra o es el equivalente de América Latina [Slobodan] Milosevic porque ha brutalizado a su propio país", agregó, refiriéndose al difunto líder de Serbia.

Colombia advirtió a Estados Unidos de su opinión contraria a la idea de que el petróleo de su vecina Venezuela podría ayudar a llenar los déficits dejados por la prohibición de Estados Unidos sobre las importaciones de petróleo ruso, argumentando que cambiaría el negocio de un régimen autoritario a otro. 

Diplomáticos estadounidenses viajaron a Caracas el fin de semana pasado, mientras Washington busca más petróleo para reemplazar el suministro ruso. 

Según informó este miércoles Financial Times, "el viaje alimentó las especulaciones de que la Casa Blanca podría aliviar las sanciones que han reducido la producción de petróleo de Venezuela, que alguna vez fue uno de los mayores productores del mundo". Pero los funcionarios del gobierno colombiano le dijeron al Financial Times que reclutar al régimen de Nicolás Maduro de Venezuela para suministrar más petróleo sería políticamente problemático y técnicamente inviable. "No me corresponde juzgar ni justificar", dijo Iván Duque, presidente de Colombia. "Pero nada va a cambiar mi opinión acerca de que Maduro es un criminal de guerra o es el equivalente de América Latina [Slobodan] Milosevic porque ha brutalizado a su propio país", agregó, refiriéndose al difunto líder de Serbia. 

Duque agregó que EEUU, junto con muchos otros gobiernos occidentales, no reconoce a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela después de que Washington calificó las elecciones de 2018 como fraudulentas. "Si acabas de prohibir el petróleo de lo que llaman el dictador ruso, es difícil explicar por qué le vas a comprar petróleo al dictador venezolano", dijo Diego Mesa, ministro de Energía de Colombia, en una entrevista separada al margen de la conferencia de la industria CERAWeek en Houston. 

Duque tiene previsto visitar el jueves al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en la Casa Blanca, donde Venezuela ocupará un lugar destacado en la agenda. Biden prohibió el martes las importaciones de petróleo y gas natural rusos a los EE. UU. para ejercer más presión sobre Moscú por su invasión de Ucrania. 

Al mismo tiempo, su administración ha buscado otras formas de aumentar el suministro de petróleo, incluida la posible reducción de las sanciones petroleras a Irán. Brent, el índice de referencia internacional, subió a 138 dólares el barril, el nivel más alto desde 2008, a principios de semana. Volvió a caer a $ 111 el miércoles con la esperanza de una mayor producción del grupo de productores de la OPEP. 

Venezuela alguna vez produjo hasta 2,8 millones de barriles de petróleo por día, pero ahora su producción es de unos 700.000 b/d, según cifras de la OPEP. Colombia bombea aproximadamente 800.000 b/d, y Duque dijo que las exportaciones de crudo de su país podrían ser "estratégicas" para EE. UU. Los analistas dicen que la industria petrolera de Venezuela se ha visto gravemente dañada por años de falta de inversión y sanciones. 

"La economía ha sido destruida durante los últimos años. PDVSA ha sido destruida", dijo Mesa, refiriéndose a la petrolera estatal venezolana. "Pensar que el régimen de Maduro puede aumentar en un 50 por ciento sus niveles de producción solo para reemplazar a Rusia es una tontería". 

La Casa Blanca confirmó que funcionarios viajaron a Venezuela en los últimos días para discutir la detención de ciudadanos estadounidenses y la seguridad energética. 

Dos estadounidenses previamente arrestados en Venezuela fueron liberados el martes después de la visita de Estados Unidos a Caracas en una señal de un posible deshielo diplomático entre los países. Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU, dijo el martes que EEU tenía un "conjunto de intereses" en Venezuela, incluido el apoyo a elecciones democráticas, pero agregó que también tenía "un interés a nivel mundial en mantener un suministro constante de energía".

Esta nota habla de: