Detuvieron por narcotráfico a un empresario vinculado con José Luis Espert

Fue capturado la semana pasada en Neuquén, tras un alerta roja de Interpol. En Estados Unidos lo acusan por narcotráfico a gran escala, lavado de dinero y fraude electrónico, Apoyó económicamente a Espert en la campaña 2019.

El viernes pasado, Federico "Fred" Machado, un empresario nacido en Viedma y radicado en Estados Unidos, fue detenido en el aeropuerto de Neuquén a raíz de una alerta roja de Interpol. Está acusado en EEUU por narcotráfico, lavado de dinero y fraude electrónico.

Más allá de la novedad dada a conocer por diario Río Negro, surge el vínculo de Machado con José Luis Espert, quien fuera candidato a presidente en 2019 por el Partido Libertario y que pretende llegar este año al Congreso de la Nación.

En 2019, hubo publicaciones periodísticas que ubicaban a Machado como aportante en la campaña de Espert.

Así lo afirmó la Revista Noticias, entre otros medios. En aquel momento, también se supo que la camioneta en la que iba Espert y José Luis Rosales al ser atacados a piedrazos, pertenecía al primo de Machado, Claudio Ciccarelli.

"Machado decidió también facilitarle sus aviones. Por ejemplo, en abril de este año (por 2019), Espert estuvo en Viedma donde viajó a presentar su libro "La sociedad cómplice" y cuando empezó su presentación, entre los primeros agradecimientos dijo: "Gracias a Fred Machado por el excelente vuelo que hemos tenido".


Sobre lo ocurrido el viernes, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que había recibido el alerta roja, lo detuvo de forma inmediata y lo puso a disposición del juez federal Gustavo Villanueva. No se sabe por qué llegó a Neuquén, aunque trascendió que había alquilado un departamento.

La causa en EEUU

El 24 de febrero pasado, Machado fue acusado por el Gobierno de Estados Unidos junto con otras siete personas de integrar una organización que entre 2012 y el 18 de diciembre de 2020 conspiró con narcotraficantes en Colombia, Venezuela, Ecuador, Belice, Honduras, Guatemala y México para enviar miles de kilos de cocaína a Estados Unidos.

Las sospechas apuntan a que "Machado, Debbie Mercer-Ewin y su hija Kayleigh Moffett, habrían lavado al menos US$350 millones del 2016 a diciembre de 2020, según las investigaciones de la fiscalía estadounidense". 

Por esto son acusados de cinco delitos: conspiración para manufacturar y distribuir cocaína, conspiración para fabricar y distribuir cocaína sabiendo que esta iba a ser llevada de manera ilegal a Estados Unidos, manufactura y distribución de cocaína con el conocimiento de que esta sería ingresada de manera ilegal a Estados Unidos, conspiración para cometer lavado de dinero y conspiración para cometer fraude electrónico.

Esta nota habla de:
Más de Poder