El Senado avaló el pedido de Suarez y tiene luz verde para comprar acciones de IMPSA

En el paquete ofrecido por IMPSA la Nación se quedaría con el 70% y la Provincia con el 30%, lo que dejaría a Mendoza con la posibilidad de designar un director titular y un suplente. Ahora la firma tendrá el esquema de empresa privada con participación mayoritaria del Estado.

Este miércoles el Senado aprobó al proyecto que autoriza al Gobierno provincial para suscribir e integrar hasta 454.300.000 acciones ordinarias nominativas de IMPSA, lo que representa entre 4,5 y 5 millones de dólares.

Tal como se había señalado con anterioridad, la autorización queda condicionada a la efectiva participación del Estado Nacional en la suscripción e integración del paquete mayoritario de las nuevas acciones.

El proyecto obtuvo 34 votos positivos y 2 negativos, por lo que será el Gobierno de Mendoza el que tenga que promulgar la Ley.}

El senador Diego Costarelli quien fue el miembro informante de la propuesta, dijo que "Impsa es la empresa más grande de la industria del conocimiento de los últimos 100 años" y destacó que "es fundamental sostener el empleo privado en la provincia".

El senador de la Izquierda Lautaro Jiménez expresó que "la Provincia no está pidiendo por eso, fue una empresa que llegó a tener 3.000 empleos y hoy en día tiene 700. Se rescata a la empresa en un concurso que todavía sigue abierto y tiene mucho que decir".

En tanto, el presidente del bloque del Frente de Todos, Lucas Ilardo, dijo que "es una empresa importante para Mendoza" y que "esta capitalización no tiene que ser tomada como un cheque en blanco. Es un buque insignia en el cual se suman muchísimas pequeñas empresas. Este proyecto es fruto de una armoniosa integración en la Nación y la Provincia".

Proceso

Teniendo en cuenta la cantidad de acciones que quiere comprar el Gobierno de Suarez y el valor que debería desembolsar Mendoza, del paquete ofrecido por IMPSA la Nación se quedaría con el 70% y la Provincia con el 30%, lo que dejaría a Mendoza con la posibilidad de designar un director titular y un suplente, y un síndico titular y otro suplente.

A partir de la ampliación del capital accionario que decidió IMPSA semanas atrás y la futura participación del Estado, la empresa quedaría con un directorio de 7 miembros, de los cuales 1 sería designado por Mendoza y 3 por la Nación, que ya cuenta con participación del Banco Nación y el BICE (junto con el BID son los dueños mayoritarios de la compañía).

  Entre las condiciones establecidas para habilitar la compra IMPSA deberá mantener su sede principal en Mendoza. Para que ocurra lo contrario, se requeriría el voto positivo de todos los directores (como Mendoza contará con una silla en el directorio, la posibilidad del traslado queda descartada).  

Ahora la firma quedará con un esquema similar al de YPF: una empresa privada con mayoría de acciones estatales.

En 2020 hubo interés de algunos empresarios locales y empresas internacionales en quedarse con Impsa (el plan A de la empresa, para sobrevivir a la crisis que comenzó en 2014, era vender), lo que generó incertidumbre por el rumbo que adquiriría la metalúrgica, especialmente en manos extranjeras.

La decisión, finalmente, fue reperfilar la deuda de la empresa (unos U$S 550 millones) con la emisión de nuevos bonos, cuya oferta ya fue aceptada, y ampliar su capital en U$S20 millones y ofrecerlos al Estado nacional y a la Provincia de Mendoza.

Esta nota habla de: