Empresarios, contra lo que consideran "toma extorsiva de aeropuertos"

"No es sano, ni conveniente, mezclar la política partidaria con servicios públicos porque esto afecta decididamente el desarrollo normal y adecuado de un país como el nuestro que ya tiene muchas dificultades", afirmaron desde la Unión Comercial e Industrial de Mendoza.

La Unión Comercial e Industrial de Mendoza, UCIM, emitió un documento en el que manifiestan su preocupación por lo que consideraron como "la toma de aeropuertos".

"En un país con una mitad de la población en situación de pobreza, según informes presentados recientemente, personas que ganan por encima de los 200 mil pesos, han realizado un paro bajo el amparo de los gremios aeronáuticos, afectando un derecho básico como lo es el de poder trasladarse libremente. Y además, ya convocan otro más de 48 horas para el sábado y domingo próximo", señalaron.

Al respecto, la entidad mendocina evaluó que "más de 10 mil pasajeros quedaron varados en Aeroparque (CABA) y el resto de los aeropuertos del interior de país, deambulando en busca de una solución ante la sorpresa de llegar y encontrarse con más de 100 vuelos cancelados y sin ningún tipo de explicación. Nuevamente se constituye la figura de abuso de poder dominante, que deriva en la toma impune de rehenes", afirmaron al calificar delictualmente las medidas.

Cabe recordar que el propio candidato presidencial del peronismo, Alberto Fernández, les pidió ayer a los gremios en conflictos que abandonaran la posibilidad de paro, aunque les dio su apoyo en el reclamo. No tomaron nota y avanzaron igual, con el consiguiente perjuicio.

La Ucim consideró que se trata de "un paro que no solamente significa una extorsión a su patronal. Deja a miles de argentinos y extranjeros sin poder trasladarse y además va a significar pérdidas al sector del turismo que abarca hoteles de distintas categorías, restaurantes, comercios y empresas que indirectamente se ven beneficiados y que emplean a duras penas, en algunos casos a cientos de miles de personas".

Al abundar en consideraciones sobre la medida de fuerza, la entidad empresaria afirmó que "parece que en nuestro país quienes tienen empleos y están muy por encima de un sueldo promedio no pueden no solo cumplir con sus obligaciones básicas sino que no se solidarizan con quienes deben cumplir con su trabajo en otras ciudades, viajar por salud o con quienes simplemente desean viajar y así contribuir con las economías de los lugares que visitan".

"Durante este año político, en donde los intereses mezquinos parecen estar a flor de piel, los autoritarios aprovechan a generar más conflicto social afectando a todos los argentinos que nos encontramos indefensos y cada vez más perjudicados en nuestra vida cotidiana", agregaron en su duro documento hecho público esta mañana.

Asimismo, llamaron a los gremios involucrados a "que tomen conciencia, que utilicen el sentido común y sean solidarios frente al resto de la sociedad. El diálogo siempre trae beneficios para todos y solo se puede exigir en la medida que cumplamos con nuestras obligaciones, nunca ignorando el contexto y la difícil realidad que atraviesa el país todo".

Finalmente, la Ucim dejó en claro que entiende que, "no es sano, ni conveniente, mezclar la política partidaria con servicios públicos porque esto afecta decididamente el desarrollo normal y adecuado de un país como el nuestro que ya tiene muchas dificultades, de carácter económico y social. Se trata de colaborar para estar mejor, no de complicar".

Esta nota habla de: