Guzmán presenta su proyecto de presupuesto, pero el kirchnerismo no se lo quiere recibir

El actual ministro de Economía cumplirá con la formalidad de presentar el proyecto, a pesar que es el primero en la lista de cambios que busca concretar el kirchnerismo después de la derrota del domingo. Estiman que el proyecto quedará en stand by hasta que se decida el futuro del economista.

Aunque no se confirmó la forma, se prevé que el ministro Martín Guzmán ingrese hoy el Presupuesto 2022 a la Cámara de Diputados después de la revisión de la Secretaría Legal y Técnica. Sin embargo, según indican desde el mismo oficialismo, el proyecto quedará como una mera formalidad y una carátula a la espera de las decisiones sobre el rumbo de la economía que se tomen en los próximos días y, además, a la posibilidad de que el ministro no siga en el cargo.

Es que el pedido de cambios en el gabinete tienen a Guzmán primero en la lista de cambios que pide el kichnerismo. Por eso, en un acto tan simple como recibir el presupuesto, no se anotó ningún legislador importante por considerar que pueden quedar marcados por esa situación.

Lo que se conoce hasta ahora y lo que tenía pensado Guzmán antes de la derrota del domingo, era un crecimiento entre 3% y 4% en 2022, con una inflación anual de entre 30% y 40% y un déficit fiscal primario de entre 3,0% y 3,5%.

Específicamente, en el caso de la inflación se indica que el ministro apuntaría a un 32%, tres puntos por encima de la meta que se puso para este año y que se cumplió en la mitad del período.

Según indica Ámbito, medio con afinidad con el oficialismo, la presión sobre Guzmán ayer se multiplicó, porque no existe consenso unánime sobre las medidas que sostiene el ministro para acelerar la reactivación de la economía.

Esta nota habla de: