Macron se mostró "pesimista" de una solución diplomática para Ucrania en el corto plazo

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, admitió hoy que "está preocupado y es pesimista" respecto a que pueda haber una solución diplomática a la invasión rusa en Ucrania.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, admitió hoy que "está preocupado y es pesimista" respecto a que pueda haber una solución diplomática a la invasión rusa en Ucrania en el corto plazo, pero subrayó que la Unión Europea debe seguir comprometida para ofrecer una respuesta que esté "a la altura".

"Estoy preocupado y pesimista. Por eso creo también que Europa debe estar a la altura. Europa está unida frente a esta guerra y eso es muy importante. Debe prepararse para todas las posibilidades", dijo antes del inicio de la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno, en ciudad francesa de Versalles que concluirá mañana.

Macron, anfitrión de este encuentro ya que Francia ostenta la presidencia de turno del Consejo de la UE, insistió en que, aunque mantendrá el diálogo con el presidente ruso, Vladímir Putin, siendo "honesto" no cree el alto el fuego sea "un escenario realista" en "las próximas horas".

Es la primera cumbre a nivel de jefes de Estado y de Gobierno desde el inicio de la ofensiva rusa a Ucrania el pasado 24 de febrero.

También se evalúa su impacto y la estrategia a seguir para mantener la soberanía europea.

"Los elementos críticos son en materia de defensa y energía. Nuestra voluntad a corto plazo es proteger plenamente a nuestros conciudadanos, a nuestras empresas, ante el alza de precios. Varios países ya hemos tomado decisiones. Francia ha bloqueado los precios del gas. Si dura más será necesario un mecanismo más duradero a nivel europeo", dijo.

Por ello van a dar el mandato a la Comisión Europea para que desde aquí a la cumbre de finales de marzo prepare los textos necesarios.

Esta reunión informal, según añadió, "es muy importante" para evaluar a qué ritmo los europeos pueden disminuir su dependencia energética externa de Rusia, eliminar esa "vulnerabilidad" y ver las vías para encontrar otros suministradores.

Esta reunión también tratará la petición formal de adhesión a la UE de parte de Ucrania: "¿Podemos abrir un proceso de adhesión con un país en guerra? No lo creo", sostuvo Macron no sin reconocer que hay que enviar una "señal fuerte" a los ucranianos y dejar claro que no se le cierra la puerta de forma definitiva.

Macron también calificó de "acto de guerra indigno e inmoral" el bombardeo ruso de un hospital infantil en la ciudad portuaria de Mariupol, en el este ucraniano, y consideró que "no se trata de un acto de guerra destinado a neutralizar bases armadas o capacidades militares", ya que su "claro objetivo" era "matar civiles, especialmente mujeres y niños", informó la agencia de noticias AFP.


El también candidato a la reelección en las presidenciales de Francia en abril destacó que los Veintisiete deben llevar a cabo además una reflexión interna.

Macron no quiso entrar en detalle sobre la posibilidad de que el bloque comunitario vuelva a endeudarse para afrontar las consecuencias de la guerra.

"Primero hay que obtener el alto el fuego para proteger a los ucranianos y a nuestra Europa. Creo que no hay que empezar una discusión sobre los instrumentos antes de haber aclarado la discusión sobre los objetivos", dijo.

No obstante, sí admitió que puede evaluarse en el marco de las estrategias necesarias para salir adelante: "Para empezar será necesario una estrategia de inversión privada. También una estrategia nacional y coordinada de inversiones, y una estrategia común europea".

Ese endeudamiento común, recordó, ya se puso en marcha con el plan de recuperación europeo frente a la pandemia. "En función de los objetivos que definamos habrá que ver si conviene transformarlo y tomar otras decisiones", concluyó

Esta nota habla de: