Murió el expresidente chino Jiang Zemin: hitos y manchas de su paso por el poder

Jiang Zemin tomó el poder luego de la represión de una movilización estudiantil en Beijing. Fue secretario general del Partido Comunista de China entre 1989 y 2002 y presidente del país entre 1993 y 2003. Lideró al país hacia su surgimiento como una potencia global.

El expresidente chino Jiang Zemin (1993-2003), que piloteó la transformación del país desde fines de los años 80 hasta el inicio del siglo XXI, murió este miércoles a los 96 años, informó la agencia de noticias oficial Xinhua.

Jiang tomó el poder luego de la represión de la plaza Tiananmen y lideró al país más poblado del mundo hacia su surgimiento como una potencia global.

Jiang, quien fue secretario general del Partido Comunista de China (PCCh) entre 1989 y 2002 y presidente del país entre 1993 y 2003, falleció a causa de una falla multiorgánica en la ciudad de Shanghai, recogió la agencia china de noticias Xinhua, citada por Europa Press y AFP.

Cuando Jiang reemplazó a Deng Xiaoping como líder del PCCh en 1989 China se encontraba aún en la primera etapa de su modernización económica.

Cuando abandonó su cargo como presidente en 2003, el gigante asiático era miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), había obtenido la organización de los Juegos Olímpicos de 2008 y avanzaba hacia su papel de superpotencia.

Los analistas afirman que Jiang y su grupo conocido como "Shanghai Gang" continuó influyendo en las políticas comunistas mucho tiempo después de que abandonara el poder.

La masacre de Tiananmen tuvo lugar en junio de 1989, cuando el gobierno chino ordenó reprimir una gigantesca movilización estudiantil en esa plaza de Beijing. Nunca se supo oficialmente la cantidad de muertos que dejó aquella represión, pero los balances extraoficiales van desde cientos hasta miles de personas.

El escueto comunicado oficial chino sobre la muerte de Jiang Zemin: 

"Jiang Zemin falleció a causa de leucemia y varias insuficiencias orgánicas en Shanghai a las 12:13 del día del 30 de noviembre de 2022 a los 96 años de edad, se anunció hoy miércoles. El anuncio fue hecho por el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN) de la República Popular China (RPC), el Consejo de Estado de la RPC, el Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, la Comisión Militar Central del PCCh y la Comisión Militar Central de la RPC".

Hitos y manchas de Jiang Zemin

Entre su haber político, la culminación de la retrocesión de Hong Kong en 1997 y la de Macao en 1999, además del ingreso en la Organización Mundial del Comercio en 2001 de una China que asombraba al mundo con crecimientos anuales cercanos al 10%. Sin embargo, su mandato también evidenció los graves desequilibrios que provocaba el modelo, con el auge de desigualdades sociales y altos índices de corrupción que, a ojos del actual presidente chino, Xi Jinping, estaban minando al PCCh desde dentro. Xi, con su campaña anticorrupción por bandera, aprovechó, una vez tomó el poder en 2013.

Entre otras críticas a la gestión de Jiang destaca la controvertida decisión de prohibir en 1999 a la organización religiosa Falun Gong -que entonces contaba con decenas de millones de adeptos en China- poco después de que algunos de sus miembros se manifestaran en el centro de Pekín pidiendo un mayor reconocimiento. La prohibición dio paso a una campaña de detenciones, con torturas y ejecuciones, según denunció la organización durante años.

Falun Gong encontró especial atención a sus denuncias en los tribunales de España, a lo que hay que sumar otra también admitida a trámite por parte de organizaciones tibetanas a cuenta de la represión del régimen comunista en la región del Tíbet. Esto llegó a producir la insólita situación de que la Justicia española pidiera en 2013 a la Interpol la detención de Jiang y otros exmandatarios chinos, creando una incómoda situación diplomática que causó roces bilaterales y que se "apagó" con la polémica reforma española de la Ley de Justicia Universal, en 2014.

Y en cuanto a la política internacional, a Jiang se le recordará por su relativamente cordial relación con EEUU, país al que llevó a cabo una histórica visita en 1997 pero con el que tuvo que lidiar varias crisis, especialmente la del bombardeo por la OTAN de la embajada del país asiático en Belgrado en 1999. El exmandatario apareció en público por última vez en octubre de 2019 con el motivo del Día Nacional y la celebración del septuagésimo aniversario de la proclamación de la República Nacional China.

Esta nota habla de: