Qué cambios novedosos propone Suarez en la reforma y qué debería resolver la Constituyente

La iniciativa para reformar la Carta Magna, que envió Suarez esta semana a la Legislatura, plantea la "doble lectura" de los proyectos de ley, la doble vuelta electoral y otros aspectos novedosos para Mendoza. De todos modos, deja pendiente aspectos clave que deberán resolver los constituyentes.

Esta semana ingresó a la Legislatura el proyecto que, como punto central, plantea la eliminación de una de sus cámaras. Además, la reforma constitucional que propone el gobernador Rodolfo Suarez incluye otros aspectos novedosos en la provincia, pero que están vigentes en otras jurisdicciones: entre ellos, "doble lectura" de los proyectos de ley y la segunda vuelta electoral para gobernador y vice.

En relación a la "doble lectura", con esto se prevé suplir la revisión propia de un sistema bicameral; por lo tanto, cada proyecto deberá votarse dos veces, por los mismos legisladores, para sancionarse con fuerza de ley. Si se aprueba la necesidad de reforma de la Constitución, serán los constituyentes los que deberán resolver cómo se aplica en Mendoza.

En otras provincias que tienen una legislatura unicameral, la segunda votación se puede dar el mismo día que la primera o hasta dos semanas después. "No es lo mismo que un sistema bicameral, porque la revisión la hacen los mismos legisladores, pero de alguna manera se le da mayor legitimidad a las leyes", planteó un referente radical.

También deberá resolver una eventual Constituyente -después de que los actuales legisladores y la ciudadanía avalen la necesidad de reforma-  qué parámetros se aplicarán para que en Mendoza haya segunda vuelta en la elección de gobernador y vice. En este punto, las condiciones para eludir los balotajes varían entre diversas jurisdicciones.

A nivel presidencial, hay balotaje si el candidato ganador de la elección no supera los 45 puntos o si, sacando entre 40 y 45 puntos, no logra una ventaja superior a 10 puntos sobre el segundo. Sin embargo, en CABA los requisitos son más estrictos: sí o sí el candidato ganador tiene que superar el 50 por ciento de los votos para evitar una segunda vuelta.

Con un sistema como el nacional, los dos últimos gobernadores -Suarez y Alfredo Cornejo- habrían ganado en primera vuelta, mientras que bajo el criterio de Ciudad de Buenos Aires, habrían ido a balotaje.

Más allá de los aspectos conocidos desde hace meses de la reforma, como la confirmación de un sistema unicameral que garantice representación población y territorial (todos los departamentos tendrán al menos un legislador), el proyecto también plantea una nueva distribución de distritos electorales: pasan de 4 a 5, agrupando a las comunas por regiones.

Los nuevos distritos que plantea la reforma y cantidad de legisladores:

1) Lavalle, Las Heras y Guaymallén: 15

2) La Paz, Santa Rosa, Rivadavia, Junín y San Martín: 9

3) Godoy Cruz, Luján y Maipú: 12

4) San Rafael, General Alvear y Malargüe: 7

5) Tunuyán, Tupungato y San Carlos: 5

Al respecto, en caso de aprobarse la nueva Constitución, ésta deberá aplicarse en etapas (no se podría echar a la mitad de los legisladores que estén en funciones para llegar a los 48 que plantea la reforma). Por eso, un problema que no está resuelto aún y que deberían solucionar los constituyentes es cómo y en cuántas fases pasar de 86 representantes a 48.

"Se podría seguir con dos cámaras hasta 2027 cuando termine el periodo de transición", sugieron desde el oficialismo.

Por otra parte, en el proyecto de reforma de la Constitución, el oficialismo busca agilizar los tiempos de reforma de la Carta Magna haciendo una interpretación particular de la actual Constitución: la propuesta de Suarez plantea que la población vote el mismo día por "sí" o por "no" y elija a los constituyentes que redactarán la nueva Carta Magna.

Textualmente, el proyecto señala que en la próxima elección de Diputados se someterá a votación la necesidad de reforma y "se podrá convocar simultáneamente al pueblo de la Provincia a la elección de convencionales constituyentes", aunque aclara: "Condicionando su vigencia al resultado del referéndum constitucional".

Sobre la validad de esta maniobra, el artículo 221 de la actual Constitución plantea que "si la mayoría de los electores de la Provincia votase afirmativamente, el Poder Ejecutivo convocará a una Convención que se compondrá de tantos miembros cuantos sean los que componen la Legislatura". En otras palabras, se condiciona temporalmente la "convocatoria" de la Convención, pero no la elección de sus miembros.

De hecho, en el párrafo siguiente, el artículo 221 sólo establece que "los convencionales serán elegidos en la misma forma que los diputados", sin precisar el momento de la elección.

Otros puntos de la reforma

Desde aquel anuncio del 1 de mayo hasta este martes, la idea original se fue modificando y, entre otros aspectos, se incluyó la eliminación de reelecciones indefinidas de legisladores y concejales. "Limitar a un solo período consecutivo la habilitación de la reelección para los cargos electivos provinciales y municipales", destaca el proyecto presentado esta semana.

Al mismo tiempo, se deja explícito que se mantendrá vigente la no reelección de gobernador y vice, y se recuerda que los intendentes no podrán reelegirse más de una vez a raíz de la enmienda que se votó en 2009 y que se promulgó casi 10 años después.

Por último, un tema menor, pero simbólicamente relevante, es si la nueva Legislatura funcionará bajo el nombre de Cámara de Diputados, como San Juan, o Cámara de Representantes, como Misiones. Ese y otros aspectos serán resueltos por los constituyentes, siempre y cuando la necesidad de reforma obtenga consenso en la Casa de las Leyes y sea avalada por la ciudadanía.

El proyecto de reforma completo:

Esta nota habla de:
Más de Poder