Trump buscará llenar el espacio progresista en la Corte tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg

Ruth Bader Ginsburg fue la ministra más a la izquierda, "progresista" o "liberal" en la Corte de Estados Unidos y murió ayer. Trump y los republicanos lo ven como un triunfo para sus batallas ante la Justicia.

"Un día después de la muerte de Ruth Bader Ginsburg, el presidente estadounidense Donald Trump disfrutó de la oportunidad de prometer a sus seguidores que ocuparía el puesto vacante de la Corte Suprema, una medida diseñada para energizar a sus votantes pocas semanas antes de las elecciones". En palabras textuales, así lo analizó este domingo el diario Politico.com.

En sus primeros comentarios ampliados sobre la Corte Suprema, Trump dijo a miles de seguidores en un mitin de campaña el sábado que tiene el "deber moral" de reemplazar a Ginsburg y que su elección será una mujer.

"Entonces el artículo 2 de nuestra Constitución dice que el presidente nombrará a los magistrados de la Corte Suprema", dijo. "No creo que pueda ser más claro... no lo creo. No lo creo."

"¡Llena ese asiento!" gritó la multitud.

"Eso es lo que vamos a hacer. Vamos a llenar el asiento ", respondió a los aplausos.

Los aliados de Trump dijeron que esperaban que cambiara su enfoque del brote de coronavirus a la Corte Suprema para fortalecer a los republicanos mostrándoles lo que está en juego en las elecciones. El presidente pronunció el sábado, señalando que planea hacer campaña sobre el tema durante las próximas seis semanas, revisando una estrategia que empleó en 2016.

Trump señaló que los presidentes, incluidos George Washington, Thomas Jefferson y Abraham Lincoln, habían nominado jueces para la Corte Suprema 29 veces en un año electoral, diciendo que tiene mucho tiempo antes de que termine su mandato el 20 de enero.

"Ganamos una elección y esas son las consecuencias", dijo Trump. "Sabes, se llama llenar ese asiento y eso es lo que estamos haciendo".

En 2016, el Senado liderado por los republicanos se negó a realizar una votación sobre el candidato del presidente Barack Obama para una vacante, Merrick Garland, alegando que era porque era un año de elecciones. En esta ocasión, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, prometió realizar una votación sobre el nominado de Trump, aunque no ha especificado el momento.

Esta nota habla de:
Más