Un funcionario tuvo que renunciar por no haber terminado la escuela

El 26 de octubre, al tomar posesión del cargo, un grupo de empleados protestó porque consideró que la designación fue arbitraria.

Santiago Saín había sido elegido por el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, para ocupar la dirección de la delegación del PAMI en esa provincia y propuso su designación en medio de la campaña electoral al gobierno nacional.

Según informó el diario El Chorrillero, "su llegada a la delegación se dio en un contexto que el gobierno provincial intentaba seducir al sector con anuncios. El 26 de octubre al tomar posesión del cargo un grupo de empleados protestaron porque consideraron que la designación fue arbitraria".

Pero este jueves se conoció su renuncia, y el motivo tuvo que ver con la formación académica que tiene. Una fuente del organismo le confirmó al diario puntano que el dirigente kirchnerista de 71 años no tenía el secundario completo, y por eso no pudo completar los requisitos que exige el organismo nacional para su designación administrativa oficial.

Saín debía presentar en el tiempo de 30 días (desde la fecha de la notificación, que fue el 25 de octubre) el título secundario o profesional (en el caso de corresponder) y el certificado de ausencia de antecedentes penales emitido por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, entre otras documentaciones fundamentales para que se concretara su alta laboral.

Su incorporación también estaba sujeta al informe de la Oficina Anticorrupción, respecto de la presentación de la declaración jurada patrimonial, cuya gestión le corresponde a la Gerencia de Recursos Humanos.

Estaba establecido que vencidos los 30 días, el trámite que se había iniciado con su arribo al PAMI, quedaba sin efecto.

Se especuló además que la salida del funcionario del organismo obedecía a que el Rodríguez Saá lo iba a designar en el gabinete provincial.

En los organismos nacionales con asiento en San Luis al producirse el regreso al kirchnerismo al poder en 2019, fueron nombrados dirigentes que responden a Alberto Rodríguez Saá y el PAMI no fue la excepción. La exministra de Desarrollo Social, Álida García Peanú y Guedi Ortiz, estuvieron al frente de la repartición hasta el mes que renunciaron para dar lugar al ingreso de Saín en el marco de la movida electoral.

Esta nota habla de: