Educación: el año que viene Mendoza invertirá $300.000 por niño

La pauta pedida por la DGE es de $166.000 millones y será 165% más alta que la de este año. El 91% del presupuesto educativo 2023 se irá en sueldos.

El presupuesto que la Dirección General de Escuelas (DGE) de Mendoza proyecta para el año 2023 es de casi 166.000 millones de pesos. Esta cifra es 165% más alta que la del año pasado y significa una inversión de $300.000 anuales por alumno, o $25.000 mensuales.

Así lo confirmó a Memo Gabriel Sciola, subsecretario de Administración de la DGE, quien señaló que ese aumento, más allá de lo previsto por la inflación, se destinará a bienes y alimentación: "El año pasado se destinaban 7 puntos y este año prevemos destinar 9 puntos porcentuales a lo que respecta a bienes, alimentación e infraestructura". 

En tanto, el titular de la Dirección General de Escuelas, José Thomas, señaló que este año la provincia hizo una "inversión histórica" en raciones de comida y meriendas, aumentando el presupuesto para alimentación un 146% debido al crecimiento de la pobreza y la vulnerabilidad alimentaria de la población educativa. 

Thomas dio que este año la DGE hizo una inversión histórica en comida y meriendas

"Destinamos 400 millones y estamos entregando 60.000 raciones de comida y 200.000 meriendas", señaló para graficar la situación. 

El Estado provincial pagará $1.137 por cada ración de comida para los presos de Mendoza

Por su lado, Sciola precisó que el 91% de los 165.000 millones de presupuesto pedido para 2023 se destinará a sueldos, tanto del sector público como del privado. Es decir que sólo el 9% del total es para bienes, infraestructura y alimentación. 

La población educativa de Mendoza es de 550.000 alumnos, es decir que si se divide la inversión prevista para el año que viene entre los alumnos, se destinarán algo más de 300.000 pesos por alumno, unos 25.000 pesos por mes de enero a diciembre. 

El presupuesto 2023 prevé aumentar el gasto en alimentación

Sin embargo, ese monto no alcanza para que los chicos tengan mejores aprendizajes, ni mejores meriendas que una fruta, una tortita o pan con queso, ni baños dignos. Mientras tanto, el Estado provincial destina 4.500 millones de pesos para las viandas de los presos. 

Esta nota habla de: