El peronismo de Las Heras se ilusiona ante la falta de sucesión para Orozco

Hay uno que quiere ser intendente, pero no cuaja. Daniel Orozco busca quién lo suceda, pero el peronismo se tiene fe de poder recuperar un municipio que cree que le es propio. Empieza "la rosca" por una comuna importante en el Gran Mendoza.

"No importa quién sea el candidato: el peronismo se sabe encolumnar detrás del que mejores posibilidades tenga en un municipio que es peronista, y que por error está en manos de los radicales". La frase pertenece a un entusiasta del retorno del peronismo a gobernar Las Heras, como lo hiciera con Domingo Fúrfuri, Guillermo Amstutz y Rubén Miranda. 

Y la razón de la motorización es que el actual jefe comunal, Daniel Orozco, se apuró por querer disputar la gobernación, no tiene posibilidad de reelección y además de tener unos asuntos familiares pendientes, no está consiguiendo consenso para su sucesión dentro del radicalismo.

Es más: los radicales que no son de Las Heras hasta piensan que "puede salirse con un Martes 13" y nominar a un cualquiera de cualquier partido, con tal que le responda y tenga posibilidades de ganar. 

Orozco es visto como un "difícil de entender" desde la UCR y eso ya ha ocasionado choques con Alfredo Cornejo y  Rodolfo Suarez en su momento, y ha sido su mentor, Julio Cobos, el que ha tenido que mediar en muchas oportunidades.

De estilo más populista que el resto de los radicales, se le valoró su perfil "más cercano al peronista", pero el extremo personalismo lo ha dejado con que quien quiere sucederlo, Fabián "Oso" Tello, no encuentre consenso ni cuaje como candidato. Es su mano derecha. Se lo sugirió Cobos, quien lo tenía como asistente en el Senado de la Nación cuando era vicepresidente, y ahora es quien hace y deshace desde el despacho, mientras Orozco da abrazos por las calles y barrios, el lugar en donde se mueve mejor que en la jefatura de la administración.

De todos modos, Cambia Mendoza no quiere perder el municipio que el Frente de Todos desea recuperar. Por ello, la batalla pasa también por fuera de Las Heras y de lo que pueda imaginarse o soñar Orozco: posiblemente le lleguen sugerencias desde el partido para que se empiece a foguear un posible sucesor.

Es que en Las Heras, a diferencia de los otros municipios del Gran Mendoza en donde afloran precandidatos desde todos los costados de las gestiones, no parece haber un cuadro fuerte, con capacidad de gestión y posibilidades de ser exhibido a toda la sociedad. Todavía.

Esta nota habla de: