K vs K: El "fuego amigo" contra los desalojos que Kicillof hizo en tierras tomadas

Dirigentes y agrupaciones cercanas al gobierno nacional y al Instituto Patria, salieron a diferenciarse de los hechos protagonizados por el gobernador bonaerense Axel Kicillof y Sergio Berni en el desalojo de Guernica.

El desalojo ordenado por la Justicia en los terrenos tomados en Guernica y operativizado por dos políticos surgidos del Instituto Patria, como son el gobernador Axel Kicillof y su ministro de Seguridad, Sergio Berni, movilizaron una erupción interna en el kirchnerismo en su contra.

Frente a la situación, fue la izquierda que se diferencia del Gobierno la que intentó capitalizar los hechos.

El argentino que ofició de nexo entre Néstor Kirchnr, Fidel Castro y Hugo Chávez, el politólogo Atilio Borón, se opuso públicamente apenas comenzó el violento operativo de desalojo luego de ofrecerles subsidios por no tomar e insistir en la situación irregular.

"Néstor no hubiera actuado así", dijo en Twitter y reafirmó en Facebook, mostrando un artículo del diario Página/12. Y acusó: "A ver si ahora Berni y los suyos tienen huevos para ir a enfrentar a los Etchevehere y los mafiosos de Vicentin... contra mujeres embarazadas y gente sin trabajo y sin armas... es fácil una cobardía repugnante", completó Borón.

En tanto, en diálogo con La Izquierda Diario, la referente de Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas dijo que "las Madres repudiamos el desalojo, en vez de reprimir el Gobierno tiene que construir viviendas, no intentar disciplinar al pueblo que lucha por sus derechos. El daño que les han hecho a esos niños, a esas familias que estaban allí, repudiamos esta represión y nos duele profundamente".

Cortiñas se refirió a los responsables del operativo de desalojo: "Tanto Berni, como Larroque, Kicillof y Alberto Fernandez que avalaron este operativo, venían amenazando con represión y beneficiando a sectores privilegiados en vez de dar soluciones de fondo al problema de la vivienda, quieren disciplinar al pueblo, es siniestro. El Estado es responsable por el daño a estas más de 1400 familias".

"Pienso -agregó- en la cantidad de niños y niñas que fueron víctimas de semejante violencia, viendo como las pocas cosas que tienen se quemaban porque la policía las prendió fuego. Esas imágenes no se les van a borrar más. El Gobierno no tiene derecho a reprimir así, su obligación es construir viviendas para las miles de personas que no tienen un techo".

En referencia al operativo con miles de efectivos, Cortiñas señaló: "Semejante operativo descomunal, con 4000 policías. El Gobierno no tiene derecho a hacer esto, es lamentable. Plata hay para que la gente tenga techo, pero se las dan a la policía, a las Fuerzas Armadas y benefician a los sectores privilegiados. Las Madres rescatamos la historia de cada niño y niña, de cada mujer, de cada familia que estaban allí luchando por un lugar donde vivir".

ATE

Por su parte, ATE repudió el desalojo violento de la zona tomada en Guernica, luego de que la política oficial bonaerense la hubiera en cierta forma facilitado.

En un comunicado señalaron que "rechazamos toda estigmatización de quienes luchan por condiciones de vida dignas, como también su criminalización y judicialización. La mayor solidaridad con las familias de Guernica".

Y agregaron: "En medio de una crisis sin precedentes y ante un tema tan sensible en nuestro país que es el acceso a una vivienda digna y reconocido oficialmente el gran déficit habitacional en nuestro país, pone en jaque la necesaria e impostergable exigencia de políticas que aseguren no solo ese derecho. En ese sentido, se torna ya impostergable la sanción del Proyecto de Ley del Impuesto a las Grandes Fortunas como la implementación reformas tributarias progresivas que graven la riqueza para así avanzar en una justa redistribución; que indefectiblemente debe expresarse en el proyecto de presupuesto 2021, asegurando la mayor inversión en políticas públicas para sí cerrar de una buenas vez, las brechas de la desigualdad". 

Esta nota habla de:
Más