Tupungato también se anotó por la plata de Portezuelo para hacer una represa y otras obras

Hay múltiples pedidos de fondos para distintas obras en toda la provincia, a partir de que finalmente Portezuelo del Viento no se construirá y se busca qué hacer con los más de 1.000 millones de dólares.

Dos reservorios El Peral y Gualtallary, revestimiento de todos los canales de riego y una mini represa en la confluencia de dos ríos son las obras que en Tupungato pretenden financiar con una parte de los recursos originalmente previstos para Portezuelo del Viento. Así lo formalizaron en un pedido que surgió desde el Concejo Deliberante y que ingresó esta semana al Senado de Mendoza.

Desde el PJ también piden construir escuelas con la plata de Portezuelo

En el documento, que lleva la firma del presidente del Concejo Deliberante, Antonio Balderrama, los ediles argumentaron por qué el dinero de Portezuelo, o una parte de los U$S 1.023 millones, debe invertirse en Tupungato: "Nuestro departamento constituye un baluarte para el turismo, lo que se potenciaría con una obra hidráulica de envergadura".

Esa "obra hidráulica de envergadura" sería una represa en la confluencia de los ríos Las Tunas y Santa Clara, con el objetivo "eficientizar el riego" y aumentar el suministro de agua para consumo humano.

Por ahora, no se puede hasta el momento determinar qué costo tendría esta potencial represa, aunque de la ordenanza del Concejo de Tupungato surge que también podría apuntar a la "hidrogeneración", en referencia a la generación de energía hidráulica, y que permitiría fortalecer el turismo en este departamento.

"Hay que priorizar construcción de obras hidráulicas multifuncionales, combinando uso agrícola, hidrogeneración (SIC), agua potable y facilitar el uso recreacional y turístico", señalaron los concejales en el documento que, además de ingresar al Senado, fue enviado al Departamento General de Irrigación y a la Dirección de Hidráulica.

Además de la represa en la confluencia de los ríos Las Tunas y Santa Clara, los concejales pidieron formalmente por la construcción de reservorios en El Peral y Gualtallary, "con presurización de la conducción de agua para que sea más eficiente". Y revestimiento de canales e hijuelas de todos los cauces de riesgo de Tupungato.

El debate por el uso de los U$S 1.023 millones

Más allá del pedido de Tupungato, son múltiples los pedidos hacia el gobernador Rodolfo Suarez para redirigir los fondos previstos para Portezuelo del Viento

Por ejemplo, desde el Sur algunas cámaras y dirigentes políticos reclaman la construcción del dique El Baqueano, sobre el río Diamante, pero otros actores de la economía y la política quieren que se financie el trasvase del río Grande al Atuel.

Mientras tanto, Malargüe advirtió que, como Portezuelo del Viento se iba a construir en ese departamento, la mayoría de los U$S 1.023 millones debería invertirse allí.

Más al norte, hay quienes sostienen que debe capitalizarse el dinero de Portezuelo del Viento en un banco, similar a lo que hizo Mendoza en la década de los '90 cuando armó el Fondo para la Transformación y el Crecimiento con la indemnización que recibió por las regalías petroleras mal liquidadas, también de cientos de millones de dólares.

Por otra parte, recientemente el senador Alejandro Bermejo (FdT) presentó una propuesta para que al menos una parte del dinero de Portezuelo se utilice para refaccionar, ampliar y/o construir nuevas escuelas en Mendoza.

Sin embargo, por el momento lo único que ha dicho el gobernador es que, antes de confirmar un nuevo destino para el dinero, el presidente Alberto Fernández deberá confirmar con su laudo presidencial lo que ya anticipó en La Pampa. Recién allí, se diagramaría el plan B, priorizando el debate que se daría en el Consejo Económica Ambiental y Social.

Esta nota habla de: