Los dos mendocinos que llevó Carmona al Ministerio de Defensa

Si bien sus nombramientos aún no han sido publicados en el Boletín Oficial, ya ocupan formalmente cargos en el instituto de retiros y pensiones militares.

Ni bien asumió en el Ministerio de Defensa, donde quedó a cargo del Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares, Guillermo Carmona sumó a su equipo a otros dos peronistas mendocinos, con quien venía trabajando: Daniel Gómez y Javier Elizondo.

Si bien el nombramiento de Gómez aún no fue publicado en el Boletín Oficial (normalmente se demoran las "oficializaciones"), ya ocupa un cargo formal dentro del organismo que administra las pensiones militares: es el subgerente de Recursos Humanos.

La llegada de Gómez a Nación pasó prácticamente desapercibida. De todos modos, Carmona apuró su nombramiento, habida cuenta de que los cargos nacionales no pasarían por el filtro del presidente del PJ mendocino, sino más bien por el sector que encabeza Anabel Fernández Sagasti.

Durante la gestión de Guillermo Carmona como secretario de Ambiente, Gómez era el director de Recursos Naturales de Mendoza, cargo en el que se mantuvo incluso después de la salida del exfuncionario que pasaría a ser diputado nacional.

 

Gómez (abajo a la derecha), en un encuentro por Zoom con otros funcionarios del Ministerio de Defensa. 

Por otra parte, Elizondo es el gerente de Recursos Financieros del organismo que conduce Carmona. Previamente, trabajó como asesor de la Comisión de Relaciones Exteriores de Cámara de Diputados, que conformaba el ex precandidato a gobernador de Mendoza.

Archivo: Elizondo, recibien un reconocimiento del sector metalmecánico en nombre de Carmona.

Esta nota habla de:
Más de Runrunes
Giacobbe: "Fernández cae del piso 68, pero no aun al quinto Infierno"
Encuesta

Giacobbe: "Fernández cae del piso 68, pero no aun al quinto Infierno"

En una metáfora de la realidad, el encuestador Jorge Daniel Giacobbe hace foco en la caída en las encuestas del presidente Fernández y en una analogía con un consorcio, sostiene que "volvió a vivir entre los pisos 30 y 37 de los que es propietaria Cristina Kirchner"