Trotta, de buena relación con Thomas, pero con tareas bastante diferentes

Podría decirse entonces que es "un ministro de poco y nada", ya que no le toca conducir el proceso educativo con lo concreto a su cargo, sino simplemente dialogar en torno a tendencias sobre la educación.

En su segunda visita presencial en menos de un año, tras inaugurar en 2020 el ciclo lectivo mendocino en la escuela Tito Laciar de Villa Nueva, llega el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta para reunirse con su par mendocino José Thomas. 

El funcionario del gabinete de Alberto Fernández tiene una buena relación con el titular de la Dirección General de Escuelas, situación que ha sido destacada en más de una oportunidad por Thomas.

De hecho, Trotta participó en forma virtual del lanzamiento del Congreso Pedagógico de Mendoza, en el mismo momento en que el Frente de Todos mendocino le daba la espalda y el sindicato se negaba a rediscutir la educación, presumiblemente conforme con dejar las cosas como están y solo planteando discusiones salariales.

El peronismo mendocino se reunió con Trotta, previo a su agenda oficial

Además, desde Mendoza se celebró en silencio la salida de Adriana Puiggrós, en medio de una pulseada con el funcionario: aquí creían que aquella "atrasaba", dándole un voto de confianza al ministro.

Sin embargo a Trotta le tocó conducir una etapa del ministerio que, tras el paso del peronismo versión Menem, se quedó sin escuelas, cuando fueron transferidas a las provincias.

El peronismo dividido quedó en off side ante el Congreso Pedagógico

Podría decirse entonces que es "un ministro de poco y nada", ya que no le toca conducir el proceso educativo con lo concreto a su cargo, sino simplemente dialogar en torno a tendencias sobre la educación.

En ese punto, el Ministerio de Educación de la Nación se transforma en una burocracia que unas veces empuja hacia adelante y otras, es un dique de contención que impide avanzar.

Hoy tiene un rol clave: debe escuchar para comprender cómo se trabaja en las escuelas y la necesidad de que las clases sean presenciales, más que dar órdenes e instrucciones desde la teoría.

Chau, hola: Puiggrós se fue y volvió en cuestión de horas a un cargo de "asesora"

No viene solo. Junto a Trotta estarán presentes el jefe de Gabinete del Ministerio Nacional de Educación, Matías Novoa Haidar, la subsecretaria de Gestión Educativa y Calidad, Verónica Piovani, y otras autoridades, aunque no se ha mencionado si llega Marita Perceval, la mendocina que suena desaprovechada en el área.

Tampoco llegará su viceministro, Pablo Antonio Amadeo Gentili, que es investigado en España por la Justicia debido a su rol como jefe de gabinete del chavismo español, con Pablo Iglesias como referente.

Esta nota habla de:
Más de Runrunes