Viruela símica: por qué la OMS hizo un pedido especial a la comunidad gay

Más de 18.000 casos de viruela del mono han sido detectados en 78 países del mundo desde principios de mayo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió hoy a la comunidad gay, el colectivo más afectado con el avance del brote de la viruela del mono, que reduzcan el número de parejas sexuales e insistieron en que se evite cualquier tipo de estigmatización, mientras que especialistas argentinos advirtieron que los contagios "no distinguen entre géneros".

La mejor manera de protegerse "es reducir el riesgo de estar expuesto" a la enfermedad, explicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa en Ginebra, informó la agencia AFP.

Aun así, el organismo internacional que vela por la salud en el planeta insistió en que se evite cualquier tipo de estigmatización de una comunidad puesto que podría llevarla a esconder el contagio y, por lo tanto, seguir propagando la enfermedad.

"Para los hombres que tienen sexo con otros hombres, esto también significa, por el momento, reducir el número de parejas sexuales e intercambiar información con cualquier nueva relación para poder contactar con ellas" en caso de aparición de síntomas, para que pueden aislarse, explicó Ghebreyesus, quien activó el sábado el máximo nivel de alerta del organismo para contener la enfermedad.

Días pasados, en declaraciones a Télam, el infectólogo Tomás Orduna sostuvo "que esta enfermedad se puede y se está generando en otras personas que no son gays y homosexuales".

"Como sucedió con el VIH, más del 99% de los casos de la viruela símica son varones y se pudo saber que tuvieron previamente prácticas sexuales con otros varones y se le agrega el componente de haber tenido múltiples relaciones sexuales en poco tiempo", detalló el médico.

El lunes, la Fundación Huésped señaló en su cuenta de Twitter que "la viruela del mono no distingue entre géneros. Y mucho menos por orientación sexual"

Y continuó: "No está comprobada ni descartada la transmisión de la viruela símica por vía sexual, pero sabemos que el contacto directo piel con piel con las lesiones durante las actividades sexuales puede propagar el virus.

Por su parte, la jefa del servicio de Enfermedades Transmisibles y Emergentes de la localidad bonaerense de San Isidro, Elena Obieta, coincidió en que la decisión de la OMS "alerta a dermatólogos y especialistas en infecciones sexualmente transmisibles sobre la expansión de esta enfermedad".

Sin embargo, ambos especialistas indicaron que, junto con el uso del profiláctico en las relaciones sexuales, para prevenir la enfermedad se deben considerar "las lesiones en la zona ano-genital".

Más de 18.000 casos de viruela del mono han sido detectados en 78 países del mundo desde principios de mayo, un 70% en Europa y un 25% en América, precisó el jefe de la OMS.

Hasta ahora, sólo murieron cinco personas por esta enfermedad, todas ellas en África, y el 10% de los casos han requerido ingreso hospitalario para gestionar el dolor producido en los pacientes por la infección.

Hasta ahora, la viruela símica se transmitía generalmente de animales a humanos solo en algunos países de África Occidental, pero pasó a decenas de países del mundo este año

En la Argentina se confirmaron 13 casos de viruela del mono hasta el 14 de julio, de los cuales 12 presentaron antecedentes de viaje previo al inicio de los síntomas, según información provista por el Ministerio de Salud.

Esta nota habla de: