La sanción de la Justicia a una ART

De acuerdo con el fallo, la sanción fue aplicada por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) a Galeno ART por el siniestro que sufrió el afiliado -identificado como GGG- el 5 de enero de 2016, al considerar que la empresa incumplió con la obligación de prestar asistencia médica en forma oportuna.

La Cámara Nacional en lo Comercial confirmó la multa millonaria que se le aplicó a una aseguradora de riesgos del trabajo (ART) por demorar la intervención quirúrgica de un empleado que sufrió un accidente laboral, informaron hoy fuentes judiciales.

De acuerdo con el fallo, la sanción fue aplicada por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) a Galeno ART por el siniestro que sufrió el afiliado -identificado como GGG- el 5 de enero de 2016, al considerar que la empresa incumplió con la obligación de prestar asistencia médica en forma oportuna.

Al parecer, el médico que atendió a GGG había indicado realizar una operación en la rodilla izquierda del trabajador, a mediados de junio de ese año, pero por inconvenientes con el prestador debió ser derivado a otro sanatorio y la intervención se realizó 35 días después de la prescripción del profesional.

La ART apeló la sanción argumentando que la multa -cercana a 1.400.000 pesos- fue "desproporcionada", que cumplió con su obligación de brindar asistencia médica y farmacéutica ya que la ley 24.557 (de Riesgos del Trabajo) no establece plazos, que el dependiente no vio agravada su patología ni se produjeron situaciones límites de salud.

Al ratificar la resolución de la SRT, la Sala B de la Cámara sostuvo que en casos como el de GGG, "no se trata de sancionar incumplimientos formales, sino del incumplimiento de obligaciones que afectan -severamente- a los trabajadores".

El tribunal remarcó que la ART "minimiza los hechos" pero que el caso concreto "demoró el otorgamiento de las prestaciones en especie a su cargo ante el siniestro ocurrido al trabajador".

Las camaristas Matilde Ballerini y María Gómez Alonso de Díaz agregaron que, "al hallarse el trabajador en una situación de desamparo por haber sufrido un accidente, teniendo su salud comprometida, debe recibir la atención que le es debida con la mayor premura posible; lo cual no ocurrió si se atiende a las complicaciones" que retardaron su intervención quirúrgica.

Más de Tribunales