Los mejores juegos para el teléfono sin que tengas que instalar nada

Acá te dejamos una lista de títulos que podrás jugar directamente desde el navegador de tu teléfono.

Jugar en el teléfono ha pasado de ser algo tosco y con títulos que no estaban a la altura, a ser considerado como otra manera más de disfrutar de los mejores videojuegos. La potencia de los móviles actuales  junto a las ganas de los desarrolladores por hacer buenos títulos y las plataformas como GeForce Now  o Xbox Game Pass  han convertido estos dispositivos en auténticas consolas.

Los 17 juegos gratis ya disponibles para suscriptores de PS Plus Extra y Premium

Hay excelentes juegos en Android  que podemos instalar, pero hay ocasiones en las que no queremos bajar nada y, simplemente, queremos pasar el rato. Bien, si estás en esa situación, te vamos a mostrar algunos de los mejores juegos que puedes jugar en tu móvil directamente en el navegador. Y todo ello sin instalaciones y sin necesitar una excelente conexión.

Juegos para navegador del móvil que puedes disfrutar con la pantalla táctil

Vampire Survivors

Si no empiezo por este... reviento. Vampire Survivors  es el juego que más enganchado me ha tenido estos últimos meses tanto en el móvil con Game Pass como en Xbox Series X .

Te preguntarás para qué tanta potencia en la consola si luego este juego tiene gráficos de hace 30 años. La respuesta es que es un título realmente adictivo. Empezamos con un guerrero que debe abrirse camino a través de diferentes mapas. Solo tenemos que preocuparnos de movernos y de esquivar enemigos, ya que los ataques son automáticos.

A medida que vamos matando enemigos, conseguimos monedas para comprar modificadores y otros personajes con características únicas, pero también vamos subiendo de nivel.

Conseguimos mejoras para el arma base de ese guerrero, potenciadores pasivos y otras armas que podemos usar simultáneamente (y automáticamente) para seguir derrotando enemigos.

Una partida estándar dura 30 minutos y en esta versión para navegador se guarda el progreso y se juega en vertical. Puedes acceder a través de este enlace. Y, si te gusta, te animo a comprarlo para apoyar a sus desarrolladores y porque no es el juego completo, solo una demo con un nivel y siete personajes.

Threes

Threes es totalmente diferente y cuando todo el mundo estaba con Wordle , yo estaba con este. Es un tablero de 4 x 4 en el que aparecen diferentes cartas. Las reglas son sencillas: tienes que hacer el número más alto posible combinando dichas cartas.

El tutorial nos enseña las reglas básicas (como que una carta de 'uno' y otra de 'dos' se unen para formar un 'tres', pero no puedes juntar dos 'unos' para hacer un 'dos') y sin darnos cuenta estaremos haciendo sumas intentando movernos sin el escenario con el objetivo de no quedarnos sin movimiento.

Como digo, es sencillo, adictivo y lo puedes disfrutar en este enlace.

Line Rider

Este es un juego no tan inmediato como los dos anteriores, pero resulta muy divertido cuando le tomas el pulso. Tenemos que dibujar formas en la pantalla que representan una pista de patinaje.

Con el dedo vamos realizando el diseño, y, cuando esté listo, pulsamos en 'Play' para que el muñeco del trineo se lance. Si lo hemos hecho bien, disfrutaremos de una grácil caída. Si no... el muñeco se estampará.

Tan simple como eso, pero tiene su miga comprender las físicas del muñeco. Si quieres jugar, puedes hacerlo desde aquí.

El dinosaurio de Google Chrome

Este es más simple que el mecanismo de una patata, pero ha amenizado ratos muertos en el tren de esos en los que no te apetece hacer nada (ni mirar por la ventana).

Es el juego del T-Rex de Google Chrome, ese que aparece cuando no encuentra algo o te quedas sin internet, y básicamente lo que hace es avanzar solo mientras nosotros tenemos que dar toques en la pantalla para saltar y esquivar los cactus.

Como te digo, extremadamente simple, pero muy adictivo. Puedes jugar a Chromedino desde este enlace.

QWOP

Este no sabía si incluirlo o no porque, por un lado, es horrendo, pero por otro... te picas. Tiene historia y todo: eres Qwop, el único representante olímpico de una nación diminuta y resulta que corres la prueba de los 100 metros.

Ahora bien, como el programa de entrenamiento no tiene recursos, pues todo es un desastre. ¿Cómo se juega a esto? Con los botones QW para controlar los muslos y los botones OP para las pantorrillas. Cada uno representa una pierna y si consigues hacer más de un metro, te rezaré a ti a partir de ahora. Puedes jugar desde aquí.

Esta nota habla de: