Al ritmo con el que leuda la deuda global, crece el interés por las criptomonedas

La deuda global supera hoy en día los 250 billones de dólares, equivalente a más del 320% del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo

Los expertos del tradicional holding bancario suizo Julius Baer creen que hay dos derivadas importantes de todo lo que está ocurriendo en medio de la pandemia por coronavirus covid-19, dos aspectos que merecen tenerse en cuenta. Por un lado, la creciente deuda a nivel global y, por el otro, el incipiente mercado de criptomonedas. Así lo subraya hoy el portal español Bolsamanía.

Para afirmarlo, aporta que:

- La deuda global supera hoy en día los 250 billones de dólares, equivalente a más del 320% del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo. Durante años, los gobiernos, las empresas y los individuos se han beneficiado de tasas de interés cada vez más bajas. De cara al futuro, las perspectivas son todavía más radicales a medida que los bancos centrales siguen bajando los costes de financiación para fomentar el mayor dinamismo en las economías. "Tasas cercanas a cero e incluso negativas durante varios años en los mercados desarrollados podrían fomentar un mayor apetito por la deuda. Hay que poner particular atención en Estados Unidos por el aumento de la deuda fiscal y corporativa, así como en China por el alza del endeudamiento de empresas no financieras", según señala Esteban Polidura, experto de Julius Baer.

- Respecto a las criptomonedas, no es noticia el gran interés que despiertan en los inversores. "Creemos que el desarrollo de monedas digitales de bancos centrales (CBDC) atraerá todavía más expectativas sobre muchas de ellas y con ello, la posibilidad de alzas especulativas", afirma Polidura.

La cripto China y las otras

- China intensificó su desarrollo del e-RMB, que podría convertirse en la primera moneda digital operada por una economía importante. 

- El Reino Unido, Suecia y Bahamas, entre otros, están también en fase de análisis. "Hoy en día, el gran inconveniente de invertir en criptomonedas es que no existe un activo tangible detrás de muchas de ellas ni flujos de efectivo a los cuales pueda aspirar un inversor. Esto hace que los métodos de valuación tradicionales queden obsoletos. Como resultado, las inversiones especulativas tenderán a dominar los movimientos de precios para estos activos, por lo menos en el mediano plazo", concluye este experto.

Esta nota habla de:
Te puede interesar